Los inicios de la palabra ‘especismo’

En ética animal el concepto central es seguramente el de “especismo”. El especismo es la discriminación de quienes no pertenecen a una determinada especie.

En la actualidad es un término empleado en múltiples idiomas desde hace ya años. De hecho, desde hace ya varias décadas. A continuación vamos a ver exactamente cuándo y en qué lugar se comenzó a usar en inglés y en castellano (tomaré para ello algunas cosas escritas hace tiempo en el portal Dilemata de Éticas Aplicadas).

El término inglés ‘speciesism’ fue acuñado en 1970 por Richard Ryder. Apareció por primera vez en un panfleto que distribuyó por Oxford, donde él se encontraba, ese mismo año. El panfleto llevaba precisamente ese título: “Speciesism”. (Ryder habla de esto en su sitio web). Podéis consultar y descargaros aquí el original de ese texto en inglés, con comentarios del propio Ryder.

A su vez, el primer libro en el que fue utilizado fue la obra colectiva Animals, Men and Morals: An Inquiry into the Maltreatment of Non-Humans (Taplinger, New York, 1971), editada por Rosalind Godlovitch, Stanley Godlovitch y John Harris, en la que se incluyó un capítulo del propio Ryder.

Ahora bien, como es sabido, la obra que más difundió el término fue Animal Liberation: A New Ethics for Our Treatment of Animals (New York Review/Random House, New York, 1975 –con una segunda edición revisada de 1990, y una tercera de 2002–), de Peter Singer. (Como curiosidad, es interesante saber que Singer ofreció a Ryder escribir a medias Animal Liberation, pero este declinó la invitación porque se encontraba muy ocupado con la redacción de su libro Victims of Science: The Use of Animals in Research, Davis-Poynter, London, que salió en 1975. De haber aceptado la oferta, Animal Liberation habría sido un libro distinto, sin duda alguna, pues Ryder no comparte ciertas posiciones controvertidas de Singer en filosofía moral).

En cualquier caso, estos no fueron, en absoluto, los únicos libros publicados entonces sobre el tema. A mediados de los setenta también otros autores como Stephen Clark y Andrew Linzey publicaron otros libros sobre la cuestión. Y en 1975 Tom Regan empezó a publicar una serie de artículos sobre el tema, aunque hasta la década de los ochenta no publicaría ningún libro acerca de este, cuando ya estaban también publicando otros como Bernard Rollin o Steve Sapontzis –el autor que a mí en particular me interesa más de entre quienes escribieron en esas dos décadas–.

Bueno, volviendo a la cuestión, ahora que ya sabemos cuándo se comenzó a usar la palabra ‘especismo’, vamos a ver cuándo se usó por primera vez en castellano. Podríamos pensar, a primera vista, que sería en una traducción de alguno de los libros anteriores. Pero no fue así.

Animals, Men and Morals no fue nunca traducido al castellano (como tantas otras obras sobre el tema). Animal Liberation, como Liberación Animal fue editado como en 1985 por la editorial Cuzamil en México D. F. En los ochenta también circuló una versión impresa en Caracas sin ISBN. Posteriormente, Trotta publicó en Madrid, en 1999 la segunda edición de este libro, que actualmente está agotada y sin perspectivas de reedición. La tercera edición −que viene a ser esencialmente como la segunda− se publicó en el 2011 en Taurus, en Madrid, con el título (para algunos quizás algo rimbombante) de Liberación Animal: el clásico definitivo del movimiento animalista.

Con todo, el primer trabajo en el que el término ‘speciesism’ fue traducido e impreso en castellano no fue ninguno de estos. Ni lo fue tampoco la traducción de otra obra de Singer, Practical Ethics (Cambridge University Press, Cambridge, 1979), publicada por Ariel en Barcelona en 1984, en la que era traducido, de forma muy poco arriesgada, como ‘prejuicio de especie’.

El término fue usado en castellano con anterioridad. Hasta donde yo sé, la primera vez que apareció puesto en tinta fue en la obra de un autor que, sin ser antiespecista, trató estos temas. Fue en el Diccionario de Filosofía de José Ferrater Mora (de cuyo nacimiento, por cierto, y como os comenté en la entrada anterior, se cumplió un siglo recientemente).

El concepto “especismo” apareció en la sexta edición de esta obra, esto es, la de 1979, publicada en Madrid por Alianza (no en ediciones anteriores). De hecho, en este diccionario, Ferrater dedica una entrada a este término, que puede consultarse en las páginas 1007–8. Quienes queráis ver esto más en detalle podéis echarle una ojeada a la última sección de este artículo: “Un reino de este mundo: las aportaciones en ética de Ferrater Mora”, o en la última parte del libro La Filosofía Moral de J. Ferrater Mora.

(He buscado mucho no fuera que el término hubiese sido utilizado en algún otro lugar con anterioridad, pero no parece que así sea. Si alguien tiene una información distinta sobre esto, le agradecería que me lo mandase. Pero me da la impresión de que no fue utilizado nunca antes. Sería muy extraño, pues ningún otro autor del momento trató la cuestión. De manera que creo que hemos de concluir que fue en 1979 cuando el término fue usado en castellano por primera vez, nueve años después de ser acuñado en inglés).

Os reproduzco a continuación los pasajes concretos en las que se incluyó este término. En ellos Ferrater presenta algunas definiciones que son inexactas. Y veréis también que usa el término “especiesísmo” en vez de ‘especismo’ (un arcaísmo del momento que hoy en día ya ha sido abandonado −salvo excepciones representadas por autores y autoras que no utilizan la terminología estándar en el movimiento antiespecista, quizás por desconexión con este−). Cito textualmente:

“En relación a diversos movimientos contemporáneos de liberación se ha hablado de ‘liberación animal’ o ‘liberación de los animales’…: se trata de liberar a los animales de opresiones a que son sometidos por la especie humana, o por grupo de humanos que adoptan, consciente o inconscientemente, la actitud llamada ‘especieísmo’ ”.

“Animales (derechos de los)”, Diccionario de Filosofía, 6 ed., Madrid: Alianza, 1979, 161−63, pp. 161−62.

“El especieísmo es respecto a la especie humana entera lo que es el racismo respecto a una raza determinada; ser especieísta es ser ‘racista humano’ ”.

“Especieísmo”, Diccionario de Filosofía, 1007−8, p. 1008.

“El problema de la igualdad humana se amplía, convirtiéndose en lo que podría llamarse igualdad ‘sintiente’ cuando se abandona el especieísmo… y se admiten los titulados ‘derechos de los animales’… en tanto que derechos de todos los seres sintientes. Importantes modificaciones en el concepto de igualdad, así como en el de justicia, pueden resultar de semejante ampliación, pero es dudoso que ello lleve a la tesis de la desigualdad; más bien refuerza la tesis de la igualdad”.

“Igualdad humana”, Diccionario de Filosofía, 1617–18, p. 1618.

“Cabe hablar de una liberación de la tendencia al titulado ‘especieísmo’, como actitud que, en nombre de la sola especie humana, niega los ‘derechos de los animales’ ”.

“Liberación”, Diccionario de Filosofía, 1967−68, p. 1968.

Suena bastante bien, ¿no es cierto? No está nada mal para ser escrito hace más de tres décadas.

No nos llamemos a engaño: no es que Ferrater Mora fuese realmente alguien comprometido con el antiespecismo. Lo cierto es que, como ya he adelantado, no fue así, aun cuando adelantó ideas que los antiespecistas esgrimimos hoy en día. Pese a mantener posiciones avanzadas para su momento, Ferrater nunca asumió posturas que hoy se consideran básicas en ética animal. Por ejemplo, aunque abandonó el consumo de algunos productos animales, no llegó nunca a adoptar un estilo de vida vegano.

Con todo, al margen de esto, dice cosas que por supuesto siguen resultando actuales. Y, en cualquier caso, es interesante que en un movimiento como el antiespecista se tenga un conocimiento de estas cuestiones.

Por ello me ha parecido útil comentaros todo esto acerca de cuándo se empezó a usar un término que hoy, a quienes formamos parte de este movimiento, nos resulta fundamental para comprender la realidad que nos rodea.

Anuncios

One thought on “Los inicios de la palabra ‘especismo’

  1. Muy interesante. Considero imprescindible el uso de palabras que describan situaciones o comportamientos porque ayudan muchísimo a hacerlos visibles. Y también es importante saber los orígenes de dichas palabras.
    Además la palabra especismo es muy útil por lo fácil que resulta asemejarla con racismo, sexismo, etc. Sin embargo, antiespecista no me gusta nada por crear una confrontación que veo innecesaria.
    Otra palabra que considero que puede tener utilidad si se desarrolla, y que conocí hace no mucho, es Carnismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s