Skip to content

En defensa de los derechos animales

defensa-derechos-animalesAyer murió Tom Regan, un filósofo muy conocido entre las personas que defienden a los animales, que desde los años setenta hasta el momento de su muerte estuvo activo, escribiendo y haciendo activismo.

Muchas veces sucede que se idolatra a personas que hicieron una contribución especial a alguna causa. No me gustaría contribuir a ello desde aquí en este caso. Pero sí me gustaría mandarle mi agradecimiento por el trabajo que realizó por los animales (y también por la cordialidad y amabilidad con la que se comportó las veces que traté con él).

Con ese fin, en el resto de esta entrada incluirá una recensión del libro más conocido de los que publicó (se trata de una revisión de una recensión escrita ya hace más de diez años).

El libro en cuestión es, como quizás ya habréis supuesto, The Case for Animal Rights. No estaba aún traducida al castellano cuando se escribió esta recensión por primera vez, a mediados de la década pasada. Pero fue traducido en 2013 por el Fondo de Cultura Económica de México, con el título En defensa de los derechos de los animales (hay que tener cuidado para no confundirse con otro libro distinto que Regan escribió cuyo título en inglés es Defending Animal Rights).[1]

Lo primero que se puede decir de este libro es que no muchas de las personas que han oído hablar de Regan lo han leído en realidad (a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en el caso de Singer). Ello tiene una razón muy comprensible: este, lejos de ser un trabajo de divulgación, es un texto filosófico bastante denso. En realidad, la tarea que emprende Regan es distinta de la asumida por ejemplo en Liberación Animal. Regan no procede simplemente aplicando a un problema concreto (la discriminación de los animales no humanos) una teoría ya desarrollada y exponiendo los resultados (sin ahondar en detalles argumentativos). Lo que hace es construir una teoría propia que dé cuenta de nuestras obligaciones morales (aunque, evidentemente, tomará distintos elementos e ideas de otras posiciones ya formuladas con anterioridad).

tom-regan-y-amigo

Dos individuos con intereses propios, uno de ellos Tom Regan

La idea de Regan es que una vez que hayamos asumido la validez general de esta teoría, podremos pasar a comprobar qué es lo que esta nos dice cuando nos preguntamos si la discriminación de los animales no humanos se encuentra justificada. En ese momento, tendremos que concluir cuáles son las repercusiones prácticas que se derivan de ello.

Si bien este es el esquema general conforme al que cabe entender la propuesta de Regan, su exposición en la obra va a seguir un orden distinto. En los tres primeros capítulos (“Consciencia animal”, “La complejidad de la consciencia animal” y “Bienestar animal”)[2] Regan defiende que los animales no humanos son seres con la capacidad de poseer experiencias positivas y negativas y, así, de tener un bienestar. De este modo rebatirá, entre otras ideas, la afirmación de que no son seres conscientes por no poseer un lenguaje.

En los tres siguientes capítulos (“Reflexión y teoría ética”, “Las perspectivas de los deberes indirectos” y “Las perspectivas de los deberes directos”)[3] Regan da cuenta de una serie de requisitos que en su opinión ha de satisfacer una teoría ética. Rechaza Regan en particular los dos tipos de posiciones siguientes.

En primer lugar, considera inaceptables aquellas que mantienen que los deberes que tenemos hacia los animales no humanos son de tipo indirecto. Estos enfoques se basan en dos supuestos: (a) la idea de que los animales no humanos no son moralmente considerables, esto es, de que el hecho de que puedan verse dañados o beneficiados por nuestras acciones no debería en sí mismo importarnos en absoluto; y (b) la idea de que, no obstante, no debemos tratarlos cruelmente porque con ello estaríamos obrando inadecuadamente hacia otros humanos (bien porque a estos les desagradaría tal actitud, bien porque con ello estaríamos desarrollando un carácter cruel que posibilitaría futuras conductas igualmente crueles hacia los humanos).

Regan denunciará correctamente como incoherente e inaceptable tal posición (que se ve reforzada cuando se basa la defensa de los animales no en los intereses de estos, sino en el argumento que quienes son violentos con los animales no humanos pueden luego agredir a otros humanos). Si podemos establecer un paralelismo entre el daño causado a los animales no humanos y el causado a los humanos entonces resulta arbitrario suponer que sólo tenemos deberes directos hacia los humanos. Por lo tanto, no deben denunciarse las agresiones a los animales no humanos porque puedan dañar indirectamente a los humanos, sino por el propio daño que les ocasionan a ellos.

La otra posición a la que se opone Regan es la agregacionista que busca la maximización del bien general, como asume el utilitarismo. Regan rechaza que para ello se puedan frustrar intereses particulares. Defiende una teoría en términos de derechos morales que protegen a sus posesores incluso aunque otros individuos sufran un perjuicio por ello. Por su parte, quienes defiendan el utilitarismo acusarán a su vez a quienes asumen una posición como la de Regan de permitir que, con el fin de salvaguardar los intereses de un individuo concreto, se sacrifiquen los de una gran mayoría.) Se trata, en realidad, de la clásica discusión entre consecuencialismo agregacionista y deontologismo, que también se da, claro, entre quienes se oponen al especismo y asumen una teoría u otra. (No son, por supuesto, las únicas teorías desde las que se ha examinado la cuestión de la consideración moral de los animales no humanos, que se ha tratado también desde posturas como el consecuencialismo negativo, el igualitarismo, el prioritarismo, las éticas de la virtud o las del cuidado, entre otras.)

La exposición de la teoría que propondrá Regan tendrá lugar en los dos siguientes capítulos “Justicia e igualdad” y “La perspectiva de los derechos”.  El modo en que procederá Regan para construir su teoría es el siguiente. Partirá de la idea de que tenemos unas ciertas convicciones previas sobre qué es correcto o incorrecto. Y propondrá una serie de postulados que, en su opinión, deberemos aceptar como principios básicos por su superioridad frente a los de otras alternativas posibles para adecuarse a tales convicciones preliminares.

La teoría que formula y defiende Regan será lo que se denomina una teoría de los derechos prima facie. Este tipo de teorías son aquellas que sostienen que un derecho en principio no puede ser vulnerado a no ser que se dé una situación de conflicto entre distintos derechos. Esto es, en aquellas situaciones en las cuales respetar los derechos de alguien implica forzosamente vulnerar los de otro sujeto. En tales casos de conflicto para Regan es preciso decantarse siempre por llegar a la solución que salvaguarde un derecho de más importancia. O, si la relevancia de todos los derechos implicados es la misma, la que salvaguarde el mayor número de derechos.

Afirma Regan que poseen derechos todos aquellos seres dotados de lo que denomina “valor inherente”. E indica que lo que posibilita que posean tal valor será el hecho de que son lo que llama “sujetos (o sujetas) de una vida”. Con tal término no se refiere Regan al mero hecho de estar vivo o viva,[4] sino al de tener la posibilidad de poseer experiencias que hacen que la vida nos vaya mejor o peor. A esto es a lo que Regan llama la posesión de un “bienestar experiencial”, que considera que, en última instancia, es lo que da sentido a la consideración moral que deberíamos dar a los seres sintientes.[5]

Una planta y un animal en estado de coma irreversible son seres vivos, pero no están conscientes; carecen de la capacidad de tener experiencias positivas y negativas, que es lo necesario para tener derechos. En relación a esto cita Regan una serie de requisitos que considera necesarios para ser un “sujeto de una vida”, entre los que incluye el hecho de poseer deseos, percepción, memoria, un sentido del futuro, una identidad psicofísica, una vida emocional ligada a sensaciones placenteras o de sufrimiento…[6]

Una crítica habitual a este respecto, común entre quienes defienden el especismo, consiste en indicar que sólo quienes puedan poseer deberes podrán disfrutar de derechos. La respuesta a tal objeción es que las capacidades necesarias para la posesión de derechos no coinciden con las que son necesarias para el reconocimiento y respeto de tales derechos. De acuerdo con esto, distingue Regan entre agentes morales (quienes pueden asumir responsabilidades) y pacientes morales (quienes no tienen la capacidad de hacerlo pero son, sin embargo, seres con bienestar experiencial). Dado que tanto agentes como pacientes comparten las condiciones necesarias para la posesión de “valor inherente”, dirá Regan, estará fuera de lugar afimar que no puedan poseer derechos por igual.

Las consecuencias de todo esto se exponen en el último capítulo del libro, “Implicaciones de la perspectiva de los derechos”.[7] En este se muestra que de la argumentación anterior se infiere que el uso de animales resulta injustificable. Prácticas como su uso para la experimentación o la caza resultan así censuradas, y se concluye que el abandono del consumo de animales constituye una obligación moral.

Esta obra tuvo una importancia notable a la hora de promover el interés por ls consideración de los animales no humanos. Pero también ha sido objeto de toda una serie de críticas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • En primer lugar, como ya hemos visto, desde posiciones consecuencialistas se ha sostenido que proteger a un pequeño grupo sería moralmente inaceptable cuando ello tiene consecuencias terribles para grupos muchos mayores.
  • Por otra parte, se ha criticado que la idea de “valor inherente” viene a ser un mero recurso concebido por Regan que carece de un fundamento real constatable (a diferencia, por ejemplo, del concepto de “interés”, como en el caso del interés en no sufrir o en vivir).[8]
  • Asimismo, se ha criticado que los requisitos propuestos en este libro para ser “sujeto de una vida” son excesivamente estrictos. Parece que lo único necesario a tales efectos tendría que ser la posesión de experiencias positivas y negativas, independientemente de la posibilidad de tener, por ejemplo, memoria o un sentido del futuro. De hecho, en este libro Regan indica que su criterio sería cubierto, por lo menos, por los mamíferos de más de un año. Y no niega que otros animales puedan también ser “sujetos de una vida”. Pero no lo afirma de forma explícita, a pesar de que los argumentos fisiológicos, evolutivos y de conducta para afirmar la capacidad de sufrir y disfrutar es compartida por todos los vertebrados y un gran número de invertebrados. Esto será muy criticable.[9] Afortunadamente, más adelante en distintas apariciones públicas Regan indicó que su criterio podría ser también satisfecho por otros animales.
  • Otro de los puntos en los que la posición de Regan ha sido más criticada tiene que ver con su actitud hacia los animales que viven y mueren en el mundo salvaje. Regan mantuvo la posición sostenida de forma más común en el momento de escribir su libro, según la cual lo que habríamos de hacer es dejar a tales animales a su suerte, incluso cuando sufran daños notables. Pero a día de hoy se han presentado ya argumentos abundantes y evidencias abrumadoras mostrando que la vida de una gran parte de los animales que viven en la naturaleza contiene enormes cantidades de sufrimiento y se caracteriza por la muerte prematura. También se ha mostrado que hay múltiples formas en las que podemos actuar a su favor. Por ello, la posición sostenida en este libro acerca de esto parece que ha quedado ya ampliamente superada.[10]
  • Finalmente, también se ha objetado mucho a Regan el hecho de que en The Case for Animal Rights se dé prioridad a muchos seres humanos sobre otros animales.[11] El motivo es que Regan considerará que a pesar de que humanos y no humanos poseerán un derecho a la vida el de los humanos resultaría prioritario por el hecho de que la vida de estos, cree Regan, tiene mayor riqueza.  La inconsistencia de su posición aquí es muy notable: si se acepta tal idea se ha de aceptar que también el derecho a la vida de los humanos varía (de forma que será mayor el valor de la vida de quienes tengan más años de vida por delante, o mayor capacidad para disfrutar esta). Sin embargo, Regan no asume que el derecho a la vida de los humanos varíe por tales motivos.  Tales posiciones son contradictorias: si la consideración por la vida puede variar en función de su riqueza ello tendrá que aplicarse tanto para no humanos como para humanos. Si no es así no podrá aludirse a ello para discriminar a los animales no humanos. Lo contrario implica evidentemente asumir una posición especista. Más adelante, Regan también modificó esta posición, indicando que podría ser aceptable salvar a ciertos animales no humanos en lugar de a ciertos seres humanos (si, por ejemplo, estos últimos hubiesen realizado o fuesen a realizar acciones horrendas, o si las posibilidades de disfrute de la vida de los primeros fuesen mayores).

En definitiva, la obra más importante de Regan, como en general su trabajo en un sentido más amplio no ha estado libre de controversia, y algunas de sus posiciones han quedado rebatidas. Pero su contribución continuará siendo muy valiosa, en particular por el empuje que dio al estudio de la cuestión en un momento en el que este era especialmente necesario. Por todo esto, es de justicia decir desde aquí ¡gracias, Tom!

 Notas

[1] Regan, T. (2004 [1983]) The case for animal rights, Berkeley: University of California Press; (2013[1983]) En defensa de los derechos de los animales, Ciudad de México: FCE; (2001) Defending Animal Rights, Chicago: University of Illinois Press.

[2] “Animal Awareness”, “The Complexity of Animal Awareness”, “Animal Welfare”. En la edición en castellano hay otros títulos en la traducción, pero yo optaría más bien por estos otros.

[3] “Ethical Thinking and Theory”, “Indirect Duty Views”, “Direct Duty Views”.

[4] The Case for Animal Rights, p. 262.

[5] Ibid., pp. 244-245.

[6] Ibid., p. 243.

[7] “Implications of the Right View”.

[8] Esto se ha hecho, por ejemplo, en Rowlands, M. (2009 [1998]) Animal rights: Moral theory and practice, Basingstoke: Palgrave Macmillan.

[9] Norcross, A. (2016) “Subjects of a life, the argument from risk, and the significance of self-consciousness”, en Mylan, Jr. E. & Comstock, G. L. (eds.) The Moral Rights of Animals, London: Lexington Books, 163-174.

[10] Tomasik, B. (2010 [2009]) “La importancia del sufrimiento de los animales salvajes”, Essays on Reducing Suffering, http://reducing-suffering.org/wp-content/uploads/2014/10/suffering-nature-Spanish.pdf (título original “The importance of wild-animal suffering”, versión revisada en 2015 en  Relations: Beyond Anthropocentrism, 3, 133-152; Faria, C. (2016) Animal ethics goes wild: The problem of wild animal suffering and intervention in nature, tesis doctoral, Barcelona: Universitat Pompeu Fabra.

[11] Jamieson, D. (1990) “Rights, Justice, and Duties to Provide Assistance: A Critique of Regan’s Theory of Rights”, Ethics, 100, 349-362; Finsen, S. (1992) “Commentary on The Dog in the Lifeboat Revisited. Between the Species”, 8, 118-120.

Nuevo libro: La cuestión animal(ista)

Hace poco, a finales del año pasado, salió el libro La cuestión animal(ista), compilado por Iván Ávila y publicado por Desde Abajo (Bogotá). En él ha salido incluído este artículo, escrito por ánimo de Marcia Lara, que fue publicado en este blog hace un par de años y medio: “Por qué defender a los animales es cuestión de justicia

El libro incluye otros artículos que encontraréis de interés. Lo podéis descargar aquí.

la-cuestion-animal-ista

Conferencias en Santiago de Compostela

maquinas-sentintes-15d

Este mes habrá un par de conferencias en Santiago de Compostela acerca de la sintiencia.

· El jueves 15 de diciembre tendrá lugar el evento “Máquinas sintientes: perspectivas y riesgos futuros de la consciencia artificial”.
Hablarán en este a las 18:30 Manu Herrán y a las 20:00 Brian Tomasik (vía skype, y con traducción del inglés). Será en la Fac. de Filosofía, Pza. de Mazarelos s/n, organizada por dicha facultad.

· El jueves 22 de diciembre tendrá lugar una conferencia con el título “Antiespecismo & ética animal”, dentro de las jornadas Animales somos tod*s.
conferencia-animais-somosSerá a las 18:30 en Matadoiro Compostela, Pza. Matadoiro s/n, organizada por Metamorfose & Unitaria. Anteriormente, a las 16:00 tendrá lugar un taller de recetas veganas a cargo del local vegano Entre Pedras, y posteriormente se proyectará el vídeo The ghost in our machine.

2º Premio de ensayo Ética Animal

premio-ensayo-etica-animal

Ética Animal convoca el 2º Premio de Ensayo Ética Animal. Los ensayos candidatos al premio deberán ser inéditos. Tendrán como objeto examinar la cuestión del sufrimiento de los animales en la naturaleza, la formas de darles ayuda, u otras cuestiones relacionadas con esta. El ensayo ganador recibirá 1.500 dólares.

Cada día aumenta más la preocupación sobre el hecho de que los animales salvajes se enfrentan a importantes fuentes de sufrimiento y muerte prematura. Los estudios sobre el tema han defendido que la vida de la mayoría de animales en la naturaleza puede tener más sufrimiento que experiencias positivas. La mayoría se reproduce teniendo un gran número de crías, de las cuales solamente sobrevive una por progenitor. El resto muere poco después de nacer. Las vidas de estos animales son tan cortas que incluyen muy pocas oportunidades de disfrute, pero contienen en cambio el sufrimiento que estos animales padecen al morir. Esto ocurre a menudo de formas dolorosas, por ejemplo, por inanición, por condiciones climáticas hostiles, o por la acción de otros animales. Sin embargo, a menudo es posible intervenir para ayudar a otros animales, como muestran inicativas como los rescates de animales, su vacunación y los programas de alimentación de animales en la naturaleza. Este premio busca fomentar la investigación esobe este tema, y promover la búsqueda de las mejores formas de hacer que aumente la preocupación al respecto.

Temas

Los ensayos pueden tener una amplia gama de enfoques. Pueden optar al premio tanto ensayos de corte empírico como textos más especulativos. Los temas sobre los que podrán tratar incluyen los siguientes:

Biología y sintiencia animal

  • Estudios de ciclos vitales en teoría de historia de vida estimando la proporción de animales que mueren a diferentes edades, especialmente poco después de nacer.
  • Estudios de caso ilustrando las causas estructurales del sufrimiento y la muerte prematura de animales en la naturaleza.
  • La relación entre las fuentes de producción primaria, la disponibilidad de nutrientes y el sufrimiento de los animales no humanos
  • Factores que afectan al predominio de grandes progenies sobre pequeñas progenies en la naturaleza.
  • Estimaciones de valor y desvalor en la naturaleza.
  • Formas de intervenir para ayudar a los animales en la naturaleza que no produzcan un mayor perjuicio que beneficio y que puedan ser realizadas de manera efectiva en la actualidad a pequeña o mediana escala.
  • Estimaciones del impacto de diferentes formas de actuar en la naturaleza para ayudar a los animales, como esfuerzos para la vacunación masiva.
  • Investigación en consciencia animal y estimaciones de la sintiencia de los animales, especialmente invertebrados.

Filosofía

  • ¿Qué argumentos éticos pueden presentarse para intervenir en beneficio de los animales salvajes?
  • Cómo puede tratarse y cuestionarse el especismo, que es una importante razón por la que los animales en la naturaleza no son tenidos en cuenta.
  • Teoría política y animales.
  • Los diferentes enfoques en ética animal y ética ambiental.
  • Filosofía de la mente y origen de la sintiencia.

Ciencias sociales

  • Qué cursos de acción más eficientes aumentan la consideración sobre la situación de animales en la naturaleza entre el público general y quienes defienden a los animales, considerando nuestras limitaciones de recursos y tiempo.
  • Cómo las decisiones a gran escala o posibles trayectorias del futuro podrían llevar a una mayor o menor cantidad de daño para los animales que viven en la naturaleza.
  • Razones psicológicas por las que las personas pueden no considerar los daños que sufren los animales salvajes, ni apoyar darles ayuda.
  • Cómo aumentar la investigación sobre estos asuntos en el mundo académico.
  • Cómo conectar la preocupación por los animales sintientes que sufren en la naturaleza con la preocupación por otros seres sintientes (presentes o futuros).
  • Cómo los sesgos cognitivos pueden afectar a nuestra consideración de la importancia que tienen los intereses de los animales que viven en la naturaleza, y cómo superar esos sesgos.

Tecnología

  • Cómo influir en el desarrollo de nuevas tecnologías para que sea menos probable aumentar el sufrimiento y la muerte de los animales en la naturaleza, y más probable su reducción.
  • Cómo puede ayudar el desarrollo de la vida artificial a aumentar o reducir el sufrimiento y la muerte prematura de seres sintientes.
  • El impacto potencial de la inteligencia artifical en el sufrimiento futuro.

Impacto esperable de los ensayos

Las contribuciones serán evaluadas con especial consideración dado su impacto esperado, particularmente con respecto a los siguientes puntos:

  • Animar a un mayor trabajo académico en este campo.
  • Aumentar el interés por esta cuestión entre el público general.
  • Aumentar el interés por los animales salvajes y formas futuras de sintiencia entre quienes defienden a los animales.
  • Servir de guía para políticas que supongan una diferencia en lo relativo al especismo y las consecuencias tanto para los animales explotados como para los que viven en la naturaleza.

Aportaciones

Las contribuciones deben estar escritas en inglés. Animamos a enviar sus aportaciones a quienes no tengan el inglés como primera lengua, puesto que el jurado no tendrá en consideración las expresiones lingüísticas, sino solamente el contenido de los ensayos. Las aportaciones deben enviarse como archivo adjunto en un correo electrónico remitido a essay.prize ( a ) animal-ethics.org, con el siguiente asunto: “Submission: [Título del ensayo]”. Los detalles de contacto y el título del ensayo deben aparecer solamente en el cuerpo del correo electrónico. Los ensayos no deben incluir información que identifique la autoría.

La fecha límite para el envío de originales es el 15 de septiembre de 2017. Los ensayos ganadores se elegirán después de un proceso de revision anónima en el que las personas revisoras desconocerán la autoría de los ensayos. El veredicto se anunciará durante el último trimestre de 2017. Si ninguno de los ensayos aportados cumple unos estándares aceptables de calidad, el premio no será otorgado.

El ensayo ganador podrá publicarse por Ética Animal, aunque la persona autora mantendrá el derecho de publicarlo antes o después.

Ética Animal es una organización sin ánimo de lucro que busca aumentar la preocupación por la consideración moral de todos los seres sintientes, tanto en el mundo académico como entre el público general.

Conferencias sobre el especismo y la defensa de los animales

charlaEstos meses están teniendo lugar numerosas conferencias acerca del especismo y la defensa de los animales en distintas ciudades.

El 9 de septiembre tuvo lugar una conferencia en Madrid con el título “En defensa de los animales: de la teoría a la práctica”. Posteriormente, el 21 de septiembre tuvo lugar en Santiago de Compostela el debate acerca de la experimentación con animales celebrado en el contexto de la iniciativ Regueifas de Ciencia. A su vez, el pasado fin de semana, se llevaron a cabo en Barcelona dos eventos. El día 30 de septiembre, una charla de Jacy Reese, miembro de Animal Charity Evaluators, acerca del activismo por los animales explotados para su consumo, y el 1 de octubre la Jornada sobre Activismo en Defensa de los Animales. Esta última contó con la participación de Catia Faria, Javier Moreno y el propio Jacy Reese, quienes hablaron sobre el activismo por los animales sufriendo en la naturaleza, el proyecto de Igualdad Animal IAnimal y la evaluación de la efectividad en el antiespecismo.

En octubre tendrán lugar otros eventos, que va a organizar Ética Animal. El próximo miércoles 5 de octubre tendrá lugar una nueva charla en la Universidade de Santiago de Compostela impartida por Sara González Fernández, con el título “Los animales también cuentan: ampliando nuestro círculo de consideración moral”. Dos días más tarde, el 7 de octubre tendrá lugar en Madrid otra charla sobre nutrición vegana, por Christian Koeder. Y la semana siguiente, el 13 de octubre, comenzará en Madrid la segunda edición de las Jornadas de Análisis Crítico del Especismo, que contarán con ocho ponentes a lo largo de todo un mes. Asimismo, el 22 de octubre tendrá lugar una charla sobre la experimentación animal dentro de una jornada acerca de la defensa de los animales en la Casa del Libro de Vigo.

Con anterioridad a esto, durante agosto, el activista Eze Paez impartió un gran número de conferencias en Argentina y Uruguay (en Buenos Aires, Corrientes, Rosario y Montevideo).

Todos estos eventos son una muestra de que cada vez hay más interés por la defensa de los animales, y ello parece que solo va a ir en aumento.

Debate sobre la experimentación con animales

Debate sobre la experimentación con animales

El próximo miércoles 21 de septiembre a las 20:00 en la Facultad de Comunicación de la Universidade de Santiago de Compostela tendrá lugar un debate acerca de la experimentación con animales en el ámbito científico. Tendrá lugar dentro de la iniciativa Regueifas de Ciencia. ¡Allí nos vemos!

La hora de la defensa de los animales

hora-defensa-animales

Hoy mismo ha salido publicado un texto que, partiendo del interés que suscita la lucha contra la tauromaquia, explica en qué consiste la defensa de los animales, qué es el especismo y qué razones hay para rechazarlo, y en qué consiste el veganismo. Está disponible aquí, espero que os pueda ser de algún interés:

La hora de la defensa de los animales

 

*Nota: hay algunos párrafos destacados en el texto, no son míos, sino realizados por la edición del periódico. Si se lee todo el texto se puede ver que yo no hablo de “los implicados en la defensa de los animales”, sino de las personas implicadas en ella, y que nunca uso el término “animalismo” (ni aquí ni en ningún otro lugar).

Las compañeras vacas

companeras-vacas

En un  reciente artículo en La Vanguardia, Quim Monzó ha arremetido contra quienes, defendiendo a los demás animales, luchan contra la industria láctea. La crítica ha sido ocasionada por su encuentro con un grupo de activistas, constituido sobre todo por mujeres, que protestaban en el centro de Barcelona y representaban en sus cuerpos el daño que supone para las vacas su explotación.

Catia Faria ha escrito un texto de respuesta a este artículo que está disponible en el blog El Caballo de Nietzsche. Os lo recomiendo, podéis leerlo aquí:

Las compañeras vacas

El texto va firmado por las siguientes personas del mundo universitario:

Alicia H. Puleo, Universidad de Valladolid
Catia Faria, Universitat Pompeu Fabra
Eze Paez, Universitat Pompeu Fabra
Marta Tafalla, Universitat Autónoma de Barcelona
Monsterrat Escartín, Universitat de Girona
Núria Almirón, Universitat Pompeu Fabra
Oscar Horta, Universidade de Santiago de Compostela

 

Charlas en centros de secundaria sobre el especismo, la ética y los animales

charla-1

Os enlazo aquí un post publicado en el sitio web de la organización Aula Animal, donde se presentan algunas conclusiones y reflexiones a partir de algunas experiencias con charlas impartidas en centros de enseñanza acerca del especismo y la ética animal:

Charlas en centros de secundaria sobre el especismo, la ética y los animales

El texto explica que en charlas sí se puede hablar de temas como el especismo, el veganismo y la ayuda a los animales en situación de necesidad en la naturaleza. Solo hace falta que se haga con un enfoque apropiado. También defiende que se debe respetar a las personas menores de edad, que son perfectamente capaces de entender los argumentos que se les presentan y de reflexionar sobre ellos.

El ámbito educativo es un campo sobre el que hay que trabajar mucho, pero que es muy prometedor para avanzar hacia mundo más justo y cuestionar el especismo.

Gracias por su interés en publicar esto a Aula Animal, una organización puntera en el trabajo educativo por el respeto a todos los animales.

 

Compartiendo la responsabilidad de la explotación animal

explotacion-animal

Hace algo menos de siete años, otra entrada de este blog trató el tema de la responsabilidad colectiva en la explotación animal. El motivo de ese post era un argumento que se usa a veces en contra del veganismo. Según este argumento, dejando de consumir productos animales no evitamos la explotación animal, dado que lo que haga una persona no tiene un impacto real. Como ese argumento sigue siendo usado de vez en cuando, esta entrada vuelve a tocar ese mismo tema.

La explotación animal no ocurriría si no fuese porque hay una demanda de productos animales. Nuestra acción individual al consumir esos productos causa la explotación animal porque se da conjuntamente con la de otras personas. El argumento dice, ante esto, que nuestra acción individual, por ella misma, no tiene consecuencias. Solo la tiene porque es sumada a la de otras personas.

Así, según este razonamiento, aunque no vivamos de forma vegana no es realmente nuestra responsabilidad que se explote a los animales. Para que ello fuese así, nuestro consumo individual de productos animales tendría que ser necesario para que se matase a los animales. Pero los animales mueren igualmente aunque tú y yo no los comamos.

Este razonamiento no es correcto. Nuestra acción individual sí que tiene consecuencias. Y las tiene precisamente por ser parte de la acción colectiva que causa que se explote a los animales no humanos. Esto no hace que no tengamos responsabilidad. Simplemente hace que nuestra responsabilidad se sume a la de otras personas. Podemos ver esto con el siguiente ejemplo. Es un ejemplo que presentó un filósofo no vegano, Jonathan Glover, buscando aclarar el problema quién es responsable en las acciones colectivas.[1]

Cien bandidos. Imaginemos que en una aldea hay cien personas cuya única comida son judías. Cada persona tiene cien judías para comer. Llegan al pueblo cien bandidos. Cada uno roba a cada persona de la aldea todas sus judías. Como resultado de esto, todas esas personas se quedan sin comida, y mueren de hambre. Se puede decir de manera clara que cada uno de los bandidos es responsable de la muerte de una persona de la aldea.

Supongamos que tiempo después los bandidos vuelven a la aldea donde hay otras nuevas cien personas con sus cien judías. Pero ahora los bandidos cambian su forma de actuar. Cada bandido ya no le roba sus cien judías a una sola persona. Lo que cada bandido hace es robarle solo una judía a cada una de las cien personas. Así lo hacen todos los bandidos. El resultado es el mismo que antes. Cada bandido se lleva cien judías. Y a cada persona de la aldea le roban todas sus judías, exactamente igual que antes.

Así, de nuevo, todas mueren de hambre. Pero la diferencia radica en que ningún bandido causa por él mismo que una persona en concreto muera. A fin de cuentas, nadie muere por comer una judía menos. En un caso así, ¿diríamos que los bandidos no son responsables de la muerte de nadie? Leer más…

La ética y los animales en la Olimpiada Filosófica

buhos-olimpiada-filosofica

La Olimpiada Filosófica es una iniciativa destinada a promover la reflexión entre estudiantes de institutos de enseñanza media. Se realiza a nivel local/autonómico, estatal e internacional. En ella, estudiantes de muy distintos lugares participan presentando sus trabajos sobre cuestiones filosóficas.

Este año, la sección sobre dilema moral ha tenido como tema el siguiente: “¿Qué responsabilidad tenemos frente a los animales?” Leer más…

Nueva tesis doctoral sobre la situación de los animales en el mundo salvaje y las razones para darles ayuda

catia-faria-doctoral-dissertation

Acaba de ser presentada en la Universitat Pompeu Fabra la tesis doctoral de Catia Faria, con el título Animal Ethics Goes Wild: The Problem of Wild Animal Suffering and Intervention in Nature. Esta es la primera tesis defendida a nivel internacional acerca de la cuestión de los daños naturales que sufren los animales en el mundo natural y de las razones a favor de darles ayuda.

Con este trabajo, Catia Faria se muestra como una de las expertas más destacadas en este tema. Eiene además otros trabajos de mucho interés que podéis consultar en su página de Academia.edu.

En poco tiempo está creciendo mucho el número de trabajos tocando esta cuestión y cuestionando el especismo. Hace solo unos meses se presentaron también las tesis de Daniel Dorado de Mikel Torres. Esta nueva tesis sin duda provocará más investigación en este campo, algo que hace mucha falta.

 

Próximas conferencias en Madrid

En los próximos días tendrán lugar las siguientes conferencias en Madrid:

  • Miércoles 9 de marzo: “La historia de la defensa de los animales: el avance de la ética
    Será a las 16:30h, en el Aula 19A de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense (Ciudad Universitaria), coorganizada por la Asociación Universitaria contra el Especismo y Ética Animal.
  • Jueves 10 de marzo, “La consideración moral de los animales: fundamentos y conflictos con la ética ambiental
    Será a las 15:30h,en el Salón de Actos del Edificio de Ciencias de la Universidad de Alcalá (tren Alcalá Universidad, línea C2), auspiciada por la Cátedra Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

¡Allí nos vemos!

Historia-Defensa-Animales

Ayudando a los animales en situación de necesidad en la naturaleza: el caso de los primates

ayudando-animales-primates

Muchos animales en la naturaleza necesitan ayuda. En ocasiones es posible dársela, y a veces hay seres humanos con una actitud solidaria que así lo hacen. Un ejemplo de ello lo podemos ver en el caso de los chimpancés y otros primates que han sido objeto de estudio científico.

Desde los años 60 ha habido primatólogas y primatólogos que al estudiar cómo es la vida de estos animales en la naturaleza han descubierto que esta dista mucho de ser idílica. Entre otras causas de sufrimiento y muerte cabe destacar la violencia dada entre animales del mismo grupo de animales, o de otros grupos vecinos. Sobre todo, los ataques por parte de algunos animales a crías o animales más débiles. Y también la muerte por culpa de enfermedades. Entre estas últimas hay que contar también la muerte por incapacidad, cuando las enfermedades impiden a estos animales alimentarse.

Esto último ha sucedido, por ejemplo, en el caso de la polio. Esta enfermedad deja a los animales incapaces de mover sus brazos y piernas con normalidad, hasta tal punto que no pueden coger comida y llevársela a la boca.

Ante todo esto, ha habido diversos casos en los que primatólogas han reaccionado ayudando a estos animales. A veces lo han hecho alimentando a aquellos que no podían hacerlo. En otros casos les han proporcionado vacunas contra la polio (introduciendo la vacuna en frutas que les daban a estos animales).

Otras veces se ha actuado protegiendo a los animales más débiles del grupo cuando iban a ser matados por otros primates. Esto sucedió en casos en los que chimpancés adultos atacaban a los hijos de otros animales de su grupo con la intención de matarlos.[1]

Ante esto, ha habido otras personas en la comunidad científica que han protestado contra estas acciones. Han afirmando que las intervenciones de este tipo romperían el supuesto ideal científico de la no intervención. Según este supuesto ideal, las primatólogas no deberían interactuar con los animales más que lo preciso para poder obtener la información necesaria para sus estudios. Por lo demás, deberían  dejar que las vidas de los animales siguiesen su curso, en la medida de lo posible, como lo habrían hecho si los humanos no hubiesen aparecido. Lo que esto implicaría es que se tendría que haber dejado sufrir y morir a los animales. ¿Pero debería realmente ser así?

Para responder de manera adecuada a esta cuestión es conveniente considerar qué pensaríamos si las víctimas no fuesen por ejemplo, chimpancés, sino humanos. Imaginemos que se tratase de estudios no de primatología, sino de antropología. Supongamos que se tratase de un grupo de antropólogos investigando a una comunidad de seres humanos viviendo en una tribu aislada en el Amazonas o en Papúa-Nueva Guinea. Supongamos que algunos de estos estuviesen muriendo de hambre por los efectos de la polio, y que fuese perfectamente posible para los antropólogos y antropólogas proporcionarles alimentos y una vacuna para su enfermedad.

Imaginemos también que algunos de los seres humanos adultos de esta comunidad fuesen violentos y abusones y pretendiesen matar a los hijos de aquellas personas con quienes no se llevan bien.

¿Qué deberían hacer los antropólogos? ¿Abstenerse de interferir y dejar que todas esas horribles muertes tengan lugar? ¿O, por el contrario, intervenir y ayudar a las potenciales víctimas, salvándolas sin mucha dificultad de una muerte segura?

La mayoría de la gente cree que en casos así lo correcto sería ayudar a las víctimas. ¿Por qué se mantiene una actitud diferente cuando estas no son humanas, sino de otras especies? La respuesta parece clara: es debido al especismo.

Si rechazamos el especismo, pues, no debemos negarles la ayuda a los animales no humanos que están en situaciones en las que si fuesen humanos les ayudaríamos. Si decimos que no debemos interferir no mostraremos ninguna consideración por los animales que necesitan ayuda, sino todo lo contrario. No necesitan que dejemos que mueran a su suerte, sino que les demos nuestro socorro. Igual que lo necesitaríamos nosotros y nosotras de estar en su lugar.

[1] Ver Goodall, Jane, The Chimpanzees of Gombe: Patterns of Behavior, Harvard University Press: Cambridge, 1986.

Ver también sobre esto Mowat, Farley, Woman in the Mists. The Story of Dian Fossey and the Mountain Gorillas of Africa, London: Macdonald, 1987.

Nueva tesis doctoral sobre el especismo

Ayer 29 de enero fue defendida con éxito una nueva tesis doctoral tratando la cuestión de la consideración moral de los animales y el especismo. Se trata de la tesis de Mikel Torres titulada La teoría de los derechos de los animales de Martha Nussbaum en el contexto de la ética contemporánea, que fue presentada en la Universidad del País Vasco.

A continuación os enlazo algunos de los artículos que ya ha publicado sobre el tema:

El fracaso de los argumentos contra la intervención en la naturaleza

Capacidades y derechos de los animales: argumentos a favor de la teoría de MC Nussbaum

The Case for Intervention in Nature on Behalf of Animals

Les debemos algo a los animales salvajes

Esto muesta cómo va avanzando el trato de esta cuestión. Recordemos que, como se comentó ya en la entrada anterior, el año pasado fue también presentada otra tesis doctoral sobre este tema, la de Daniel Dorado, con el título El conflicto entre la ética animal y la ética ambiental: bibliografía analítica. Esto sigue avanzando, y espero que pronto podamos ver más trabajo en esta dirección.

 

 

Más trabajo académico sobre la ética y los animales

Este año se ha realizado mucho trabajo acerca de la ética y los animales en el ámbito académico. Esto ha sido así en particular en el mundo de habla hispana, aunque también en otros contextos.

Y el año está terminando con más trabajo en esa línea, parte del cual ya ha sido mencionado en este blog con anterioridad. A continuación van algunas de las cosas que se han hecho recientemente, y que se van a hacer.

Leer más…

Contra la ética de la ecología del miedo

etica-ecologia-miedo

Acaba de publicarse el número 3 de la Revista Latinoamericana de Estudios Críticos Animales, que incluye distintos artículos de interés. Uno de ellos es la versión en castellano de un artículo publicado en 2010 en la revista Between the Species, cuyo título original era “The Ethics of the Ecology of Fear against the Nonspeciesist Paradigm: A Shift in the Aims of Intervention in Nature”. Está disponible aquí:

Contra la ética de la ecología del miedo: por un cambio en los fines de la intervención en la naturaleza

El resumen de este artículo es el siguiente:

Los seres humanos intervienen a menudo en la naturaleza por motivaciones antropocéntricas o ambientalistas. Un ejemplo de tales intervenciones consiste en la reintroducción de lobos en áreas en las que vivían antaño con el fin de crear la que ha sido conocida como una “ecología del miedo”. En la primera parte de este artículo se discuten las razones que han sido esgrimidas a favor de esta medida, y se explica que estas son incompatibles con un enfoque no especista. Se exponen para ello los motivos por las cuales tal medida daña notablemente a animales como los ciervos, sin ser tampoco es beneficiosa para los propios lobos. A continuación, se argumenta que si abandonamos una perspectiva especista debemos cambiar por completo el modo en el que intervenimos en la naturaleza. En lugar de intervenir por motivaciones ecologistas o antropocéntricas, nuestro fin al hacerlo debe ser el de reducir los daños sufridos por los animales no humanos. La visión idílica según la cual los animales no humanos viven vidas paradisíacas en la naturaleza es totalmente incorrecta, y de hecho hay razones de peso para considerar que el sufrimiento y la muerte prematura prevalecen de forma clara sobre la felicidad de estos animales. Ello hace aun más importante que nuestro fin sea mejorar su situación y darles nuestra ayuda, en lugar de causarles daños. Esto entra en conflicto de forma significativa con algunos ideales ecologistas fundamentales cuya defensa no es compatible con la consideración de los intereses de los animales no humanos

Jornadas de Análisis Crítico del Especismo

Jornadas-Analisis-Critico-Especismo

A lo largo de este mes estarán teniendo lugar en la Universidad Complutense de Madrid las I Jornadas de Análisis Crítico del Especismo. Estas han sido organizadas por la Asociación Universitaria Contra el Especismo y Ética Animal.

Las jornadas comenzaron el pasado día 14 de octubre con una conferencia con el título “La ética animal explicada en cinco ideas básicas” (dada por el autor de este blog). Asimismo, el día 15, el abogado de animales Daniel Dorado impartió una conferencia titulada “Las diferencias entre la ética animal y la ética ambiental: un análisis bibliográfico”.

Las conferencias continuarán hasta el día 5 de noviembre. La siguiente conferencia, que tendrá lugar el próximo miércoles día 21, estará a cargo del investigador de la Universidad del País Vasco Mikel Torres, y llevará el título de “Teorías éticas y consideración moral de los animales”.

En las páginas de facebook de Asociación Universitaria Contra el Especismo y Ética Animal podréis encontrar información actualizada de cada uno de los eventos a lo largo de las próximas semanas.

Una forma de expresar un argumento moral sencillo en lógica de primer orden: el argumento de la superposición de especies

Esta entrada es bastante más técnica que las cosas que normalmente se publican aquí, pero puede haber entre quienes trabajen en el campo de la filosofía personas a las que les pueda interesar.

Lo que este texto hace es básicamente formular de forma precisa el argumento de la superposición de especies. Para hacerlo, lo pasa posteriormente a notación propia de la lógica de primer orden, de forma que el argumento quede expresado de forma lo más libre posible de ambigüedades.

Es un texto publicado ya en 2013 en el portal de Éticas Aplicadas Dilemata. Agradeceré a cualquier persona que tenga algún comentario o sugerencia o que detecte algún error que me lo comunique.

La notación lógica sirve entre otras cosas para mostrar cuando un argumento constituye una prueba. Leer más…

La ética, los animales y la intervención en su ayuda: nuevas publicaciones

Cada salen más publicaciones acerca de la consideración moral de los animales, y en concreto también acerca de la intervención para ayudar a los animales en situación de necesidad en el mundo salvaje. Esto muestra que se va reconociendo la importancia de estas cuestiones.

Recientemente se ha publicado un conjunto bastante numeroso de artículos tratando estos temas. Ha sido en las actas del 1er congreso de la Red Española de Filosofía. Este congreso, que fue celebrado el pasado septiembre, contó con dos mesas dedicadas a la ética y los animales.

Una de dichas mesas se centró íntegramente en la consideración de los animales en el mundo que se encuentran en el mundo salvaje, abordando su situación, las razones para ayudarlos, y el conflicto entre ética animal y éticas medioambientales. La otra mesa también trató este tema conjuntamente con otros propios de la ética animal, y con cuestiones relacionadas. Leer más…