En defensa de los derechos animales

defensa-derechos-animalesAyer murió Tom Regan, un filósofo muy conocido entre las personas que defienden a los animales, que desde los años setenta hasta el momento de su muerte estuvo activo, escribiendo y haciendo activismo.

Muchas veces sucede que se idolatra a personas que hicieron una contribución especial a alguna causa. No me gustaría contribuir a ello desde aquí en este caso. Pero sí me gustaría mandarle mi agradecimiento por el trabajo que realizó por los animales (y también por la cordialidad y amabilidad con la que se comportó las veces que traté con él).

Con ese fin, en el resto de esta entrada incluirá una recensión del libro más conocido de los que publicó (se trata de una revisión de una recensión escrita ya hace más de diez años). Sigue leyendo “En defensa de los derechos animales”

2º Premio de ensayo Ética Animal

premio-ensayo-etica-animal

Ética Animal convoca el 2º Premio de Ensayo Ética Animal. Los ensayos candidatos al premio deberán ser inéditos. Tendrán como objeto examinar la cuestión del sufrimiento de los animales en la naturaleza, la formas de darles ayuda, u otras cuestiones relacionadas con esta. El ensayo ganador recibirá 1.500 dólares.

Cada día aumenta más la preocupación sobre el hecho de que los animales salvajes se enfrentan a importantes fuentes de sufrimiento y muerte prematura. Los estudios sobre el tema han defendido que la vida de la mayoría de animales en la naturaleza puede tener más sufrimiento que experiencias positivas. La mayoría se reproduce teniendo un gran número de crías, de las cuales solamente sobrevive una por progenitor. El resto muere poco después de nacer. Las vidas de estos animales son tan cortas que incluyen muy pocas oportunidades de disfrute, pero contienen en cambio el sufrimiento que estos animales padecen al morir. Esto ocurre a menudo de formas dolorosas, por ejemplo, por inanición, por condiciones climáticas hostiles, o por la acción de otros animales. Sin embargo, a menudo es posible intervenir para ayudar a otros animales, como muestran inicativas como los rescates de animales, su vacunación y los programas de alimentación de animales en la naturaleza. Este premio busca fomentar la investigación esobe este tema, y promover la búsqueda de las mejores formas de hacer que aumente la preocupación al respecto.

Temas

Los ensayos pueden tener una amplia gama de enfoques. Pueden optar al premio tanto ensayos de corte empírico como textos más especulativos. Los temas sobre los que podrán tratar incluyen los siguientes:

Biología y sintiencia animal

  • Estudios de ciclos vitales en teoría de historia de vida estimando la proporción de animales que mueren a diferentes edades, especialmente poco después de nacer.
  • Estudios de caso ilustrando las causas estructurales del sufrimiento y la muerte prematura de animales en la naturaleza.
  • La relación entre las fuentes de producción primaria, la disponibilidad de nutrientes y el sufrimiento de los animales no humanos
  • Factores que afectan al predominio de grandes progenies sobre pequeñas progenies en la naturaleza.
  • Estimaciones de valor y desvalor en la naturaleza.
  • Formas de intervenir para ayudar a los animales en la naturaleza que no produzcan un mayor perjuicio que beneficio y que puedan ser realizadas de manera efectiva en la actualidad a pequeña o mediana escala.
  • Estimaciones del impacto de diferentes formas de actuar en la naturaleza para ayudar a los animales, como esfuerzos para la vacunación masiva.
  • Investigación en consciencia animal y estimaciones de la sintiencia de los animales, especialmente invertebrados.

Filosofía

  • ¿Qué argumentos éticos pueden presentarse para intervenir en beneficio de los animales salvajes?
  • Cómo puede tratarse y cuestionarse el especismo, que es una importante razón por la que los animales en la naturaleza no son tenidos en cuenta.
  • Teoría política y animales.
  • Los diferentes enfoques en ética animal y ética ambiental.
  • Filosofía de la mente y origen de la sintiencia.

Ciencias sociales

  • Qué cursos de acción más eficientes aumentan la consideración sobre la situación de animales en la naturaleza entre el público general y quienes defienden a los animales, considerando nuestras limitaciones de recursos y tiempo.
  • Cómo las decisiones a gran escala o posibles trayectorias del futuro podrían llevar a una mayor o menor cantidad de daño para los animales que viven en la naturaleza.
  • Razones psicológicas por las que las personas pueden no considerar los daños que sufren los animales salvajes, ni apoyar darles ayuda.
  • Cómo aumentar la investigación sobre estos asuntos en el mundo académico.
  • Cómo conectar la preocupación por los animales sintientes que sufren en la naturaleza con la preocupación por otros seres sintientes (presentes o futuros).
  • Cómo los sesgos cognitivos pueden afectar a nuestra consideración de la importancia que tienen los intereses de los animales que viven en la naturaleza, y cómo superar esos sesgos.

Tecnología

  • Cómo influir en el desarrollo de nuevas tecnologías para que sea menos probable aumentar el sufrimiento y la muerte de los animales en la naturaleza, y más probable su reducción.
  • Cómo puede ayudar el desarrollo de la vida artificial a aumentar o reducir el sufrimiento y la muerte prematura de seres sintientes.
  • El impacto potencial de la inteligencia artifical en el sufrimiento futuro.

Impacto esperable de los ensayos

Las contribuciones serán evaluadas con especial consideración dado su impacto esperado, particularmente con respecto a los siguientes puntos:

  • Animar a un mayor trabajo académico en este campo.
  • Aumentar el interés por esta cuestión entre el público general.
  • Aumentar el interés por los animales salvajes y formas futuras de sintiencia entre quienes defienden a los animales.
  • Servir de guía para políticas que supongan una diferencia en lo relativo al especismo y las consecuencias tanto para los animales explotados como para los que viven en la naturaleza.

Aportaciones

Las contribuciones deben estar escritas en inglés. Animamos a enviar sus aportaciones a quienes no tengan el inglés como primera lengua, puesto que el jurado no tendrá en consideración las expresiones lingüísticas, sino solamente el contenido de los ensayos. Las aportaciones deben enviarse como archivo adjunto en un correo electrónico remitido a essay.prize ( a ) animal-ethics.org, con el siguiente asunto: “Submission: [Título del ensayo]”. Los detalles de contacto y el título del ensayo deben aparecer solamente en el cuerpo del correo electrónico. Los ensayos no deben incluir información que identifique la autoría.

La fecha límite para el envío de originales es el 15 de septiembre de 2017. Los ensayos ganadores se elegirán después de un proceso de revision anónima en el que las personas revisoras desconocerán la autoría de los ensayos. El veredicto se anunciará durante el último trimestre de 2017. Si ninguno de los ensayos aportados cumple unos estándares aceptables de calidad, el premio no será otorgado.

El ensayo ganador podrá publicarse por Ética Animal, aunque la persona autora mantendrá el derecho de publicarlo antes o después.

Ética Animal es una organización sin ánimo de lucro que busca aumentar la preocupación por la consideración moral de todos los seres sintientes, tanto en el mundo académico como entre el público general.

Las compañeras vacas

companeras-vacas

En un  reciente artículo en La Vanguardia, Quim Monzó ha arremetido contra quienes, defendiendo a los demás animales, luchan contra la industria láctea. La crítica ha sido ocasionada por su encuentro con un grupo de activistas, constituido sobre todo por mujeres, que protestaban en el centro de Barcelona y representaban en sus cuerpos el daño que supone para las vacas su explotación.

Catia Faria ha escrito un texto de respuesta a este artículo que está disponible en el blog El Caballo de Nietzsche. Os lo recomiendo, podéis leerlo aquí:

Las compañeras vacas

El texto va firmado por las siguientes personas del mundo universitario:

Alicia H. Puleo, Universidad de Valladolid
Catia Faria, Universitat Pompeu Fabra
Eze Paez, Universitat Pompeu Fabra
Marta Tafalla, Universitat Autónoma de Barcelona
Monsterrat Escartín, Universitat de Girona
Núria Almirón, Universitat Pompeu Fabra
Oscar Horta, Universidade de Santiago de Compostela

 

Charlas en centros de secundaria sobre el especismo, la ética y los animales

charla-1

Os enlazo aquí un post publicado en el sitio web de la organización Aula Animal, donde se presentan algunas conclusiones y reflexiones a partir de algunas experiencias con charlas impartidas en centros de enseñanza acerca del especismo y la ética animal:

Charlas en centros de secundaria sobre el especismo, la ética y los animales

El texto explica que en charlas sí se puede hablar de temas como el especismo, el veganismo y la ayuda a los animales en situación de necesidad en la naturaleza. Solo hace falta que se haga con un enfoque apropiado. También defiende que se debe respetar a las personas menores de edad, que son perfectamente capaces de entender los argumentos que se les presentan y de reflexionar sobre ellos.

El ámbito educativo es un campo sobre el que hay que trabajar mucho, pero que es muy prometedor para avanzar hacia mundo más justo y cuestionar el especismo.

Gracias por su interés en publicar esto a Aula Animal, una organización puntera en el trabajo educativo por el respeto a todos los animales.

 

Compartiendo la responsabilidad de la explotación animal

explotacion-animal

Hace algo menos de siete años, otra entrada de este blog trató el tema de la responsabilidad colectiva en la explotación animal. El motivo de ese post era un argumento que se usa a veces en contra del veganismo. Según este argumento, dejando de consumir productos animales no evitamos la explotación animal, dado que lo que haga una persona no tiene un impacto real. Como ese argumento sigue siendo usado de vez en cuando, esta entrada vuelve a tocar ese mismo tema.

La explotación animal no ocurriría si no fuese porque hay una demanda de productos animales. Nuestra acción individual al consumir esos productos causa la explotación animal porque se da conjuntamente con la de otras personas. El argumento dice, ante esto, que nuestra acción individual, por ella misma, no tiene consecuencias. Solo la tiene porque es sumada a la de otras personas.

Así, según este razonamiento, aunque no vivamos de forma vegana no es realmente nuestra responsabilidad que se explote a los animales. Para que ello fuese así, nuestro consumo individual de productos animales tendría que ser necesario para que se matase a los animales. Pero los animales mueren igualmente aunque tú y yo no los comamos.

Este razonamiento no es correcto. Nuestra acción individual sí que tiene consecuencias. Y las tiene precisamente por ser parte de la acción colectiva que causa que se explote a los animales no humanos. Esto no hace que no tengamos responsabilidad. Simplemente hace que nuestra responsabilidad se sume a la de otras personas. Podemos ver esto con el siguiente ejemplo. Es un ejemplo que presentó un filósofo no vegano, Jonathan Glover, buscando aclarar el problema quién es responsable en las acciones colectivas.[1]

Cien bandidos. Imaginemos que en una aldea hay cien personas cuya única comida son judías. Cada persona tiene cien judías para comer. Llegan al pueblo cien bandidos. Cada uno roba a cada persona de la aldea todas sus judías. Como resultado de esto, todas esas personas se quedan sin comida, y mueren de hambre. Se puede decir de manera clara que cada uno de los bandidos es responsable de la muerte de una persona de la aldea.

Supongamos que tiempo después los bandidos vuelven a la aldea donde hay otras nuevas cien personas con sus cien judías. Pero ahora los bandidos cambian su forma de actuar. Cada bandido ya no le roba sus cien judías a una sola persona. Lo que cada bandido hace es robarle solo una judía a cada una de las cien personas. Así lo hacen todos los bandidos. El resultado es el mismo que antes. Cada bandido se lleva cien judías. Y a cada persona de la aldea le roban todas sus judías, exactamente igual que antes.

Así, de nuevo, todas mueren de hambre. Pero la diferencia radica en que ningún bandido causa por él mismo que una persona en concreto muera. A fin de cuentas, nadie muere por comer una judía menos. En un caso así, ¿diríamos que los bandidos no son responsables de la muerte de nadie? Sigue leyendo “Compartiendo la responsabilidad de la explotación animal”

La ética y los animales en la Olimpiada Filosófica

buhos-olimpiada-filosofica

La Olimpiada Filosófica es una iniciativa destinada a promover la reflexión entre estudiantes de institutos de enseñanza media. Se realiza a nivel local/autonómico, estatal e internacional. En ella, estudiantes de muy distintos lugares participan presentando sus trabajos sobre cuestiones filosóficas.

Este año, la sección sobre dilema moral ha tenido como tema el siguiente: “¿Qué responsabilidad tenemos frente a los animales?” Sigue leyendo “La ética y los animales en la Olimpiada Filosófica”

Ayudando a los animales en situación de necesidad en la naturaleza: el caso de los primates

ayudando-animales-primates

Muchos animales en la naturaleza necesitan ayuda. En ocasiones es posible dársela, y a veces hay seres humanos con una actitud solidaria que así lo hacen. Un ejemplo de ello lo podemos ver en el caso de los chimpancés y otros primates que han sido objeto de estudio científico.

Desde los años 60 ha habido primatólogas y primatólogos que al estudiar cómo es la vida de estos animales en la naturaleza han descubierto que esta dista mucho de ser idílica. Entre otras causas de sufrimiento y muerte cabe destacar la violencia dada entre animales del mismo grupo de animales, o de otros grupos vecinos. Sobre todo, los ataques por parte de algunos animales a crías o animales más débiles. Y también la muerte por culpa de enfermedades. Entre estas últimas hay que contar también la muerte por incapacidad, cuando las enfermedades impiden a estos animales alimentarse.

Esto último ha sucedido, por ejemplo, en el caso de la polio. Esta enfermedad deja a los animales incapaces de mover sus brazos y piernas con normalidad, hasta tal punto que no pueden coger comida y llevársela a la boca.

Ante todo esto, ha habido diversos casos en los que primatólogas han reaccionado ayudando a estos animales. A veces lo han hecho alimentando a aquellos que no podían hacerlo. En otros casos les han proporcionado vacunas contra la polio (introduciendo la vacuna en frutas que les daban a estos animales).

Otras veces se ha actuado protegiendo a los animales más débiles del grupo cuando iban a ser matados por otros primates. Esto sucedió en casos en los que chimpancés adultos atacaban a los hijos de otros animales de su grupo con la intención de matarlos.[1]

Ante esto, ha habido otras personas en la comunidad científica que han protestado contra estas acciones. Han afirmando que las intervenciones de este tipo romperían el supuesto ideal científico de la no intervención. Según este supuesto ideal, las primatólogas no deberían interactuar con los animales más que lo preciso para poder obtener la información necesaria para sus estudios. Por lo demás, deberían  dejar que las vidas de los animales siguiesen su curso, en la medida de lo posible, como lo habrían hecho si los humanos no hubiesen aparecido. Lo que esto implicaría es que se tendría que haber dejado sufrir y morir a los animales. ¿Pero debería realmente ser así?

Para responder de manera adecuada a esta cuestión es conveniente considerar qué pensaríamos si las víctimas no fuesen por ejemplo, chimpancés, sino humanos. Imaginemos que se tratase de estudios no de primatología, sino de antropología. Supongamos que se tratase de un grupo de antropólogos investigando a una comunidad de seres humanos viviendo en una tribu aislada en el Amazonas o en Papúa-Nueva Guinea. Supongamos que algunos de estos estuviesen muriendo de hambre por los efectos de la polio, y que fuese perfectamente posible para los antropólogos y antropólogas proporcionarles alimentos y una vacuna para su enfermedad.

Imaginemos también que algunos de los seres humanos adultos de esta comunidad fuesen violentos y abusones y pretendiesen matar a los hijos de aquellas personas con quienes no se llevan bien.

¿Qué deberían hacer los antropólogos? ¿Abstenerse de interferir y dejar que todas esas horribles muertes tengan lugar? ¿O, por el contrario, intervenir y ayudar a las potenciales víctimas, salvándolas sin mucha dificultad de una muerte segura?

La mayoría de la gente cree que en casos así lo correcto sería ayudar a las víctimas. ¿Por qué se mantiene una actitud diferente cuando estas no son humanas, sino de otras especies? La respuesta parece clara: es debido al especismo.

Si rechazamos el especismo, pues, no debemos negarles la ayuda a los animales no humanos que están en situaciones en las que si fuesen humanos les ayudaríamos. Si decimos que no debemos interferir no mostraremos ninguna consideración por los animales que necesitan ayuda, sino todo lo contrario. No necesitan que dejemos que mueran a su suerte, sino que les demos nuestro socorro. Igual que lo necesitaríamos nosotros y nosotras de estar en su lugar.

[1] Ver Goodall, Jane, The Chimpanzees of Gombe: Patterns of Behavior, Harvard University Press: Cambridge, 1986.

Ver también sobre esto Mowat, Farley, Woman in the Mists. The Story of Dian Fossey and the Mountain Gorillas of Africa, London: Macdonald, 1987.

Nueva tesis doctoral sobre el especismo

Ayer 29 de enero fue defendida con éxito una nueva tesis doctoral tratando la cuestión de la consideración moral de los animales y el especismo. Se trata de la tesis de Mikel Torres titulada La teoría de los derechos de los animales de Martha Nussbaum en el contexto de la ética contemporánea, que fue presentada en la Universidad del País Vasco.

A continuación os enlazo algunos de los artículos que ya ha publicado sobre el tema:

El fracaso de los argumentos contra la intervención en la naturaleza

Capacidades y derechos de los animales: argumentos a favor de la teoría de MC Nussbaum

The Case for Intervention in Nature on Behalf of Animals

Les debemos algo a los animales salvajes

Esto muesta cómo va avanzando el trato de esta cuestión. Recordemos que, como se comentó ya en la entrada anterior, el año pasado fue también presentada otra tesis doctoral sobre este tema, la de Daniel Dorado, con el título El conflicto entre la ética animal y la ética ambiental: bibliografía analítica. Esto sigue avanzando, y espero que pronto podamos ver más trabajo en esta dirección.

 

 

La defensa de los animales, al final, venció

vigilia-absolucion-defensores-animales
Vigilia de protesta por la liberación y absolución de las personas presas durante el proceso judicial contra la defensa de los animales

La defensa de los animales, al final, venció. Ganó en los tribunales a quienes crearon un montaje para hundirla. Venció, aunque a qué precio.

Y es que vivimos en un mundo en el que, por desgracia, la injusticia es lo habitual. Quienes trabajan por un mundo mejor lo consiguen creando excepciones en medio de tal injusticia generalizada.

No es de extrañar que esto tenga también su reflejo en el ámbito judicial. Un ejemplo de esto lo hemos vivido en los últimos años en el caso de la defensa de los animales. Sigue leyendo “La defensa de los animales, al final, venció”

El igualitarismo y los animales no humanos (III)

igualitarismo

Hace ya unos años, en estas dos entradas (una de tipo introductorio y otra más especializada) subidas a este blog, se hablaba acerca de la cuestión del igualitarismo y los animales no humanos. Sobre el mismo tema va este artículo, también algo especializado y un poco más detallado. Hay algunas cosas más que se pueden añadir a las dichas en esas entradas. Sigue leyendo “El igualitarismo y los animales no humanos (III)”

Convocado el 1er Premio de Ensayo Ética Animal

premioeticaanimal

La organización Ética Animal ha convocado el 1er Premio de Ensayo Ética Animal acerca del sufrimiento de los animales en la naturaleza y la intervención en el mundo salvaje. Este concurso tendrá carácter internacional, y los ensayos para su evaluación serán leídos en lengua inglesa.

La información está disponible aquí, y en inglés aquí. Abajo tenéis el texto de la convocatoria.

Hoy en día la preocupación por la situación de los animales en la naturaleza está cobrando una importancia cada vez mayor en el ámbito de la ética animal. Según una posición ingenua bastante extendida, las vidas de los animales en el mundo salvaje son mayormente felices. Según esa misma visión, los procesos naturales también son buenos simplemente por el hecho de ser naturales. Sin embargo hay una creciente toma de conciencia acerca de las múltiples maneras en las que los animales sufren y son víctimas de una muerte prematura, y de que esto es algo que nos debería preocupar.

Más aun, hay razones para pensar que las vidas de la mayor parte de los animales contienen más sufrimiento que bienestar positivo. La mayoría de los animales se reproduce poniendo un gran número de huevos. De media, sin embargo, solamente sobrevive un animal por cada padre o madre. La mayor parte de los demás muere poco después de comenzar a vivir, normalmente de formas dolorosas, como por ejemplo muriendo de hambre o siendo matados por otros animales. Sus vidas son tan cortas que contienen muy poco bienestar o disfrute en ellas, mientras que sí contienen el sufrimiento que les ocasionan sus muertes.

Aunque la intervención humana en el mundo salvaje puede aumentar los daños que sufren los animales, puede también ayudar a que se reduzcan significativamente. Hay muchos ejemplos de iniciativas que ya han sido implementados, desde refugios para animales salvajes a programas de vacunación y alimentación de animales en necesidad. Otros programas a mayor escala podrán ser desarrollados a medida de que la preocupación por los animales no humanos vaya aumentando.

Si bien este tema ha sido a menudo dejado de lado, la literatura acerca de esta cuestión ha crecido significativamente en años recientes. Este premio busca contribuir a este desarrollo de la cuestión, promoviendo que se investigue más sobre ella. Los ensayos recibidos que concursen a este premio podrán tener un máximo de unas 9.000 palabras, y no deben haber sido publicados o aceptados para su publicación con anterioridad. El ensayo ganador recibirá un premio de 1.500 dólares.

Los temas sobre los que podrán tratar los ensayos incluirán los siguientes:

• Estimaciones del grado de sintiencia en los animales (especialmente peces e invertebrados) cuando mueren poco después de comenzar a vivir y a otras edades, y estudios en teoría de historia de vida estimando la proporción de los que mueren a tales edades.

• Estudios de caso mostrando las razones estructurales del sufrimiento de los animales y las muertes prematuras en el mundo salvaje.

• La relación entre la disponibilidad de nutrientes y los niveles de producción primaria y el sufrimiento de los animales no humanos.

• Qué factores afectan las formas en las que varían los animales tradicionalmente clasificados como estrategas r prevalecen sobre los considerados estrategas K, que puedan servir de guía para la implementación de políticas concretas.

• Formas de intervención para ayudar a los animales en el mundo salvaje sin causar un daño mayor que puedan ser llevadas a cabo de modo efectivo a pequeña o mediana escala.

• Cómo determinadas decisiones a gran escala o trayectorias posibles que se pueden dar en el futuro pueden llevar a que haya una mayor o menor cantidad de animales viviendo en el mundo salvaje.

• El desarrollo de una biología del bienestar.

• Estimaciones del valor y desvalor en el mundo natural.

• Argumentos éticos a favor de la intervención en favor de los animales en el mundo salvaje.

• La teoría política y el tema de la intervención para ayudar a los animales en la naturaleza.

• Las razones psicológicas por las que muchas personas no se toman en serio los daños que sufren los animales en la naturaleza y para apoyar que se les preste ayuda.

• Cómo promover la investigación en este tema en el ámbito académico.

• Cómo difundir la preocupación por los animales salvajes y la idea de que deberían ser ayudados, tanto entre el público en general como entre quienes hacen activismo por los animales.

Dado que estos son temas diferentes, los estudios pueden tener un amplio abanico de enfoques. Tanto estudios con un fuerte componente empírico como trabajos más especulativos pueden ser candidatos al premio, incluyendo, por ejemplo, trabajos en ciencia natural tratando problemas en biología del bienestar, en filosofía práctica considerando los argumentos para ayudar a los animales en el mundo salvaje, y en ciencias sociales tratando la cuestión de cómo promover la preocupación sobre el tema.

Las contribuciones recibidas serán evaluadas prestando una atención especial a su impacto potencial, como por ejemplo en las dimensiones siguientes:

• Animar a que se realice más trabajo académico en estos temas.

• Aumentar el interés en estas cuestiones entre el público general y activistas por los animales.

• Servir de guía a políticas dirigidas a reducir los daños que padecen los animales en el mundo salvaje.

Las contribuciones deben enviarse adjuntas por email, en inglés, a info ( a ) animal-ethics . org, con el siguiente asunto en el email: “Animals Ethics Essay Prize”. Los ensayos no deben incluir el nombre de la autora o autor. Los datos del autor o autora deben ir en el cuerpo del email. La fecha tope para el envío de ensayos es el 15 de diciembre de 2015.

El ensayo ganador será elegido tras un proceso de revisión ciega por pares, en la que la identidad de los autores permanecerá oculta. El veredicto será anunciado durante el primer cuatrimestre de 2016. Si ninguno de los ensayos enviados tuviese un nivel apropiado de calidad, el premio permanecerá desierto.

Si se reciben los suficientes ensayos de alta calidad, habrá la opción de que estos sean incluidos en un libro que será editado por Ética Animal, en el que se publicará también el ensayo ganador.

Solidaridad con las personas amenazadas de muerte en Colombia por defender a los animales

Este blog quiere unirse a quienes ya han expresado su solidaridad con varias personas que han sido amenazadas de muerte por paramilitares en Colombia por el mero hecho de defender de manera comprometida a los animales no humanos. Aquí podéis ver el contenido de las amenazas:

amenazas

Las ideas que mueven este panfleto muestra una ignorancia tal que en cualquier otro contexto serían objeto de ridículo, de no ser por la terrible gravedad de las amenazas que en él se hacen.

Ante  esto, las personas amenazadas han respondido indicando que no van a abandonar su país y que van a continuar defendiendo a los animales. Han sacado un comunicado en el que indican: “rechazamos de manera categórica la criminalización y amenazas al movimiento animalista que, más allá de cualquier posicionamiento político, trabaja por el respeto a los animales”. Podéis algunas de sus declaraciones aquí.

Envío desde aquí todo mi reconocimiento a estas personas, a algunas de las cuales tengo la honra de conocer.

Textos recientes sobre la situación de los animales en la naturaleza

animales-naturalezaEstos son algunos textos que han sido publicados recientemente acerca de los daños que sufren los animales por causas naturales y qué podemos hacer para reducir estos.

Afortunadamente el interés por este tema va en aumento. Mucha gente piensa aún que los animales viven vidas fantásticas en el mundo salvaje. Sin embargo, estos sufren cotidianamente y mueren de forma masiva, por hambre, enfermedades, condiciones climáticas, agresiones de otros animales, parasitismo, accidentes, etc. De hecho, la gran mayoría muere no mucho después de venir al mundo. Es necesario crear consciencia sobre esto pues hay muchas situaciones en las que podríamos dar nuestra ayuda a los animales y evitar mucho sufrimiento y muchas muertes.

Estas ideas se explican en los siguientes textos. En primer lugar, os enlazo tres posts de Catia Faria. Los dos primeros fueron publicados en estos últimos meses en el blog El caballo de Nietzsche, de eldiario.es:

Heridos, hambrientos, ateridos: ayudando a los animales en la naturaleza

Daños en la naturaleza: ciencia y ética de la gestión ambiental

El tercero fue publicado en el blog Practical Ethics, de la Universidad de Oxford:

Should we intervene in nature to help animals?

Por último, además de estos tres textos os enlazo otro más que ha sido publicado recientemente en el blog de Animal Charity Evaluators:

Why the Situation of Animals in the Wild Should Concern Us

Espero que os puedan ser de interés.

Aula Animal, una organización pionera en la educación

aula-animal-1

Me gustaría dedicar el último post de este año a animaros a que visitéis y conozcáis (quienes no lo hayáis hecho ya) el trabajo de la organización Aula Animal.

Aula Animal, sin una gran cantidad de recursos y sin estar compuesta por muchas personas, lleva a cabo una tarea pionera en el ámbito de la educación. Difunden y ponen en práctica una propuesta educativa desde un punto de vista antiespecista. Son personas con experiencia en el tema, ya que llevan ya años trabajando como profes. Pero no solo se preocupan por difundir unos valores antiespecista en sus lugares de trabajo. Sigue leyendo “Aula Animal, una organización pionera en la educación”

Comienza a funcionar Ética Animal también en el mundo de habla hispana

Ha comenzado ya a funcionar Ética Animal, un proyecto internacional cuyo fin es trabajar por el fin del especismo y por el respeto a todos los seres sintientes, que hasta el momento venía trabajando solamente en inglés.

Ética Animal ha nacido con el objetivo de difundir la información disponible acerca de la sintiencia animal y los intereses de los animales, así como para promover el debate acerca de la consideración moral de los animales y el especismo. Tiene entre sus tareas investigar tanto acerca de la realidad en la que se encuentran los animales no humanos como en el campo de los argumentos a favor de su plena consideración y contra su discriminación, para poder ofrecer luego estos en un formato fácilmente asequible. Además de visitar la web, puedes seguir a Ética Animal, en  Facebook y en Twitter.

etica-animal.org

Atacando a la defensa de los animales desde el ecologismo

Recientemente ha aparecido un texto contra la defensa de los animales en un blog del periódico 20 minutos con el título “El ecologismo no debe caer en la trampa animalista”. El blog es “Ciencias Mixtas”. Pero a pesar de ese nombre, no es solo un blog de divulgación científica, sino que también defiende ciertas posiciones morales e ideológicas, como en este caso.

ciervotime

Un ejemplo de conflicto entre ecologismo y antiespecismo: los ciervos, cazados en masa en EEUU por ser considerados actualmente una “peste” para los ecosistemas y los seres humanos

En dicho texto se califica a la defensa de los animales de “animalismo febril”, afirmando que “[e]ntre la posmodernidad y la seudocultura New Age, en las últimas décadas ha venido creciendo un animalismo extremista” y que “los animalistas extremos suelen abrazar opciones –como el veganismo– con las que se consideran autoexculpados de aquello que vilipendian, una actitud vana y pueril”.

Estas citas muestran que el texto está confundido acerca de qué es la defensa de los animales y la oposición al especismo. Estas no tienen nada que ver con ninguna cultura “New Age”, ni nada por el estilo, sino con el respeto por quienes pueden sufrir y sentir, lo cual no es nada extremo. Y el veganismo tampoco tiene como objetivo buscar ninguna autoexculpación, sino simplemente no dañar a los animales.

Debido a esto, parece que este texto no está bien informado. Por ello, podríamos concluir que quizás no merezca la pena prestarle atención. Sin embargo, creo que es interesante examinar las ideas que se defienden en tal texto, pues hay otras personas que también las pueden sostener.

En el texto se defienden las tres ideas siguientes:

(1) El texto sostiene que el rechazo del especismo es una posición absurda.

Creo que esta idea no es aceptable, por razones que ya han sido expuestas en muchas ocasiones en la literatura acerca del especismo, y que veremos de nuevo más abajo[1]

 (2) El texto sostiene también que el ecologismo es identificable con la llamada “ciencia de la ecología”, esto es, la ciencia que estudia cómo son las relaciones ecosistémicas.

Esta idea es totalmente incorrecta. De nuevo, veremos más abajo por qué es así.

(3) Por último, el texto insiste también en que el ecologismo y la defensa de los animales son dos movimientos totalmente distintos. Dos movimientos que, de hecho, a menudo defienden cosas totalmente contrapuestas.

Esta afirmación, en cambio, es completamente cierta, como este propio texto muestra.

Examinemos cada una de estas ideas en más detalle.

Por qué hemos de rechazar el especismo

El artículo da la impresión de que quienes se oponen al especismo defienden a los animales por alguna clase de motivación extravagante. Esto es lo que parece mostrar el término “animalistas febriles”. Sin embargo, la realidad es distinta. Quienes se oponen al especismo tienen fuertes razones para hacerlo:

(1) La capacidad de sufrir y disfrutar es lo que importa a la hora de sufrir daños y beneficios. Y esa capacidad es poseída por todos los animales sintientes. Por tanto, si queremos actuar conforme a aquello que es relevante a la hora de respetar a quienes puedan verse afectadas o afectados por nuestros actos, hemos de respetar a los animales sintientes. Este argumento está explicado en más detalle aquí.

(2) Si queremos actuar de manera justa, actuaremos de manera imparcial. Quien le hace al resto lo que jamás aceptaría que le hiciesen a uno mismo o una misma no actúa de forma justa. Y jamás aceptaríamos que nos hiciesen lo que se les hace a los animales por culpa del especismo. Por lo tanto, actuar justamente supone rechazar el especismo, y respetar a los animales, como se explica aquí.

(3) No hay ningún criterio comprobable y no arbitrario que distinga a los seres humanos de los demás animales. Para cualquier criterio que se dé (capacidades intelectuales, situación de fuerza…) habrá también seres humanos que no los cumplan. Esto muestra que es injustificable trazar una frontera moral entre los seres humanos y los demás animales. El especismo es, por lo tanto, injustificable. Este argumento se explica en más detalle aquí.

Por todos estos motivos tenemos que rechazar lo que dice este artículo cuando desprecia al antiespecismo. La posición que es inaceptable no es el antiespecismo, sino el especismo.

La ideología ecologista es algo totalmente distinto del conocimiento de las relaciones ecosistémicas

Pasemos a ver ahora la segunda idea. En el texto se dice explícitamente: “en una sección de Ciencias el único enfoque válido podía ser el de denuncia… del animalismo”. La asunción sobre la que se basa tal afirmación es que el conocimiento científico es un monopolio del ecologismo, y que implica un rechazo de la consideración moral de los animales no humanos.

¿Es esto cierto? Por supuesto que no.

Lo que sucede es que en el texto se incurre en la siguiente confusión: se identifica la posesión de ciertos conocimientos con una posición moral que para nada implican estos. El ecologismo, es el movimiento que defiende la conservación de entidades naturales como los ecosistemas y las especies. La ciencia de la ecología es la ciencia que se dedica a estudiar las relaciones ecosistémicas. Son dos cosas netamente distintas

En el texto se caracteriza a la ciencia de la ecología como “la ciencia (la ecología que nutre, o debería nutrir, el ecologismo)”. Pero por “nutrir” lo único que se puede entender aquí es proporcionar los conocimientos para defender sus posiciones. Y tales conocimientos no solo pueden ser empleados para defender las posiciones ecologistas. También pueden ser usados para defender posiciones contrarias al especismo.

Otro sitio donde se ve esta confusión es en el siguiente comentario. En él, para intentar defender que el conocimiento de los ecosistemas y el ecologismo son lo mismo, se dice: “[d]enunciar que las ballenas dejarán de existir si persiste el ritmo de destrucción de los ecosistemas marinos no es opinable ni subjetivo.”

Esto, sin embargo, es claramente falso. Por supuesto que tal afirmación es opinable y subjetiva. No lo sería si dijese “indicar que las ballenas dejarán de existir si persiste el ritmo de destrucción de los ecosistemas marinos no es opinable ni subjetivo.” Pero el autor no solo hace tal afirmación, sino que añade una valoración a esta. Lo hace desde el momento en el que en ella usa el término “denunciar”. Una denuncia no es una mera descripción. Denunciar supone, además de describir, hacer una valoración negativa de algo. Por lo tanto el autor introduce una valoración aquí que es distinta del propio hecho en sí de que desaparezcan las ballenas si se dan ciertas circunstancias.

Acerca de tal valoración se puede indicar que la desaparición de una forma de vida la podemos considerar positiva o negativa en función de distintos criterios. Quienes rechazamos el especismo podemos considerar que es negativo que mueran las ballenas. Pero por motivos distintos a los del autor de este texto. Esto es, no porque sean miembros de una especie con pocos miembros, sino porque son individuos con la capacidad de sufrir y disfrutar. Si hubiese cientos de millones de ballenas en el mundo nos seguiría importando que matasen a ballenas, o que les causasen cualquier otro daño.

Por supuesto, es totalmente legítimo hacer valoraciones acerca de lo que nos dicen los hechos. Pero estas no solo las pueden hacer quienes defienden posiciones ecologistas. También podemos hacerlas desde un punto de vista antiespecista. Para ver algunos ejemplos de esto sugiero echar un vistazo a la literatura publicada en revistas académicas. En ellas podemos encontrar múltiples publicaciones favorables a la consideración de los animales que respaldan sus argumentos con evidencias tomadas de la ciencia que estudia las relaciones ecosistémicas. Como una simple muestra de ello podemos ver artículos como estos:

Bovenkerk, Bernice; Stafleu, Frans; Tramper, Ronno; Vorstenbosch, Jan & Brom, Frans W. A. (2003) “To act or not to act? sheltering animals from the wild: a pluralistic account of a conflict between animal and environmental ethics”, Ethics, Place and Environment, 6 (1), 13-26.

Clarke, Matthew & Ng, Yew-Kwang (2006) “Population dynamics and animal welfare: issues raised by the culling of kangaroos in PuckapunyalSocial Choice and Welfare, 27 (2), 407-422.

Horta, Oscar, (2010) “The ethics of the ecology of fear against the nonspeciesist paradigm: a shift in the aims of intervention in nature”, Between the Species, 13 (10), 163-187.

Kirkwood, J. K. & Sainsbury, A. W. (1996)“Ethics of interventions for the welfare of free-living wild animals”, Animal Welfare, 5 (3),  235-243.

Ng, Yew-Kwang (1995) “Towards welfare biology: evolutionary economics of animal consciousness and suffering”, Biology and Philosophy, 10 (3), 255-285.

Shelton, Jo-Ann (2011) “Killing animals that don’t fit in: Moral dimensions of habitat restoration”, Between the Species, 13 (4), 1-21.

Este es un listado muy breve que puede servir como ejemplo, hay muchos otros trabajos del estilo. No son artículos científicos, sino artículos sobre cuestiones éticas, pero informados en base a las evidencias científicas disponibles. O sea, lo mismo que sucede en el caso de la literatura de carácter ecologista, solo que cuestionando las posiciones ecologistas y discutiendo y defendiendo posiciones favorables a los animales.

El motivo por el que he elegido los textos incluidos en esa breve lista es porque estos defienden conclusiones opuestas a las que defiende el ecologismo. En dichos textos se critican las intervenciones en la naturaleza para defender los ecosistemas dañando a los animales. Asimismo, se promueve la intervención para beneficiar a los animales que de otro modo morirían por causas naturales. Y los argumentos defendidos para ello no solo se basan en criterios éticos, sino que se apoyan en consideraciones de la filosofía de la biología y también, claro está, en las evidencias empíricas disponibles.

Los trabajos ecologistas cuyo fin es defender una posición ética (la defensa de ciertas entidades naturales como especies y ecosistemas) no son textos científicos. Son textos que defienden una posición moral e ideológica, aunque puedan estar basados en la literatura científica.

La literatura científica simplemente tiene como fin, supuestamente, describir lo que hay. Esto en realidad no es propiamente así, claro está, pues quienes hacen ciencia también tienen sus valores y posiciones morales, y así la “ciencia” continuamente se ve mezclada con valoraciones y planteamientos ideológicos. Esto sucede fundamentalmente en las ciencias sociales, pero ello no implica que no suceda también en otros campos como la biología. En cualquier caso, lo que está claro es que las posiciones éticas defendibles en base a criterios científicos no son solo las ecologistas. El antiespecismo puede y debe informarse igualmente en base a los descubrimientos realizados las ciencias naturales.

El ecologismo se contrapone a la defensa de los animales

Por último, nos queda ver la última idea defendida en este texto, la de que el ecologismo y la defensa de los animales son cosas distintas y que a menudo implican políticas opuestas. Esta afirmación, al contrario que las demás que hemos visto, sí que es correcta. Este texto nos muestra de nuevo la clara diferencia que hay entre ecologismo y antiespecismo.[2]  El ecologismo defiende la conservación de los ecosistemas y otras entidades como las especies, y está dispuesto a sacrificar a los animales (a los individuos) con ese fin. Sin embargo, no sostiene la misma posición en el caso de los seres humanos. No asume que se pueda sacrificar a los seres humanos con ese mismo fin. Algo así muestra que estamos ante una posición claramente especista, que discrimina a los animales que no son miembros de nuestra especie. Todo ello tiene consecuencias importantes para los animales. Esto se puede constatar también de forma clara en el texto que estamos examinando.

Con todo, para entender todo esto de manera clara no recomiendo ver el artículo que estamos examinando aquí, sino un texto donde el tema se analiza en más profundidad y con referencias de otros trabajos. Me refiero al siguiente texto de Catia Faria: “Muerte entre las flores: el conflicto entre el ecologismo y la defensa de los animales no humanos”.

Arrogancia ecologista

Hasta aquí he hablado solo del contenido de este texto. Añadiré solo una breve nota acerca de su forma. Tengo que decir que, cuando lo leí, me llamó la atención su tono enormemente despectivo. La completa falta de respeto por quienes disienten con el autor. La arrogancia ante estos. Lo chocante es que esta actitud, aunque común en muchas discusiones y tertulias políticas y televisivas, es ajena al campo de la discusión científica y académica. En esto lo normal es que en este ámbito los debates se lleven a cabo de manera respetuosa. Las actitudes despectivas no son propias de la práctica científica y académica.

En cualquier caso, tener una actitud de desprecio hacia quienes piensan de manera distinta no les pone en evidencia a aquellos o aquellas hacia quienes mostramos tal desdén.

Dejando atrás el ecologismo y el especismo

Por último, me gustaría indicar que los posicionamientos ecologistas como este nos pueden enseñar una lección útil a las personas concienciadas contra el especismo y a favor de los animales. Dándole la vuelta al enunciado del texto que hemos visto aquí se podría decir que el antiespecismo no debe caer en la trampa ecologista.

Esa trampa vendría a ser la que nos ponen textos como este con el objetivo de que concluyamos que, o bien hay que abandonar el antiespecismo y adoptar en cambio una posición ecologista, o bien hay que subordinar la defensa de los animales al ecologismo.

Y esta trampa se pondría mediante la difusión de varias ideas que ya hemos visto: (i) La idea de que los animales no humanos no cuentan realmente (o al menos no cuentan como sí contamos, por ejemplo, los seres humanos). (ii) La idea de que para defender a los animales no humanos lo que hay que defender no es a ellos mismos, sino a sus especies o lugares/sistemas en los que habitan. (iii) Y la idea de que quienes defienden posiciones ecologistas son quienes tienen disponen del conocimiento de las evidencias científicas disponibles.

Hemos visto que todas estas afirmaciones son incorrectas. Tenemos fuertes razones para concluir que el especismo es injustificable, por lo que hay que defender a los animales como individuos, utilizando las evidencias científicas a nuestra disposición para tal labor.

 

[1]             Para un examen de la literatura acerca de la consideración moral de los animales recomiendo ver el artículo de Daniel Dorado, “La consideración moral de los animales no humanos en los últimos cuarenta años: una bibliografía anotada”, Télos, 17, 2010, 47-65.

[2]             En realidad, en el texto hay algunas contradicciones acerca de esto. Por ejemplo, en él se indica, hablando entre otros movimientos del antiespecismo, lo siguiente: “estos movimientos suelen hacer un uso intensivo de los medios digitales. Y a no ser que carguen sus móviles, portátiles y tablets exclusivamente a base de fuerza de voluntad, ningún usuario puede considerarse inocente del cambio climático.”

Tal afirmación es algo chocante, pues entra en contradicción con lo que en el texto se repite una y otra vez, que es que la defensa de los animales no tiene que ver con el ecologismo. El problema del cambio climático es un problema ecológico, no de defensa de los animales. El autor podría formular las acusaciones de usar ordenadores quizás a los y las ecologistas, pero no a quienes defienden a los animales. En cualquier caso, está claro que el resto del artículo deja clara la distinción entre ecologismo y defensa de los animales, aunque confunda otras cosas.

Este texto ha sido también publicado en Dilemata: Portal de Éticas Aplicadas, donde está disponible en este enlace.

Nuevo blog de antiespecismo, Beyond Species. Ética más allá de la especie, en inglés.

beyond-species-blog

Está ya activo desde hace un tiempo un nuevo blog: Beyond Species: The Ethics of Antispeciesism. A partir de ahora, será algo así como la versión en inglés de Ética más allá de la especie, aunque muchas veces no se publicará lo mismo en ambos.

Hasta ahora, Ética más allá de la especie constaba de una sección en inglés actualizada cada cierto tiempoAunque esta continuará activa con el fin de mantener archivadas las entradas subidas anteriormente, las nuevas entradas en inglés que pueda ser interesante publicar ya no se subirán al blog en castellano, sino que se colgarán en Beyond Species

Por ahora este nuevo blog está todavía construyéndose, lo que podréis ver si entráis en él es solo un esqueleto inicial. Pero irá creciendo con el tiempo… Y mientras, otros contenidos en castellano seguirán siendo subidos aquí, como siempre.