Un sitio web con artículos muy recomendables, también en castellano

El sitio web Essays on Reducing Suffering, que lleva Brian Tomasik, miembro del Foundational Research Institute, es una excelente y casi parece que inagotable fuente de textos del máximo interés. Trata un abanico asombrosamente amplio de cuestiones relacionadas con los distintos modos en los que se dan situaciones en el mundo en las que hay quien sufre, así como con las formas de combatir esto.

Hay un número notable de textos de dicho blog que han sido ya traducidos al castellano, y que me gustaría invitaros a visitar. Entre ellos se encuentra “Una breve introducción a ‘Reduciendo el Sufrimiento’ ”, que presenta de forma muy básica los temas tratados en esta web. Y también otros textos ya más complejos y que tratan distintos temas relacionados con la consideración moral de los seres sintientes, como, por ejemplo, los siguientes:

Acerca de la gravedad del sufrimiento

La importancia del sufrimiento de los animales salvajes

Un sencillo programa para ilustrar el problema difícil de la conciencia

La importancia del sufrimiento de los insectos

Riesgos de sufrimiento astronómico en el futuro

Además, tenéis en este sitio un gran número de textos en inglés, sobre asuntos como la efectividad en el activismo, la explotación animal y la situación de los animales en el mundo salvaje, la naturaleza de la consciencia, distintas cuestiones de ética, las posibilidades de sufrimiento en el futuro y un largo etcétera.

Os animo a leer el trabajo de Brian Tomasik. A buen seguro no os dejara indiferentes. Eso sí, hacedlo con una mente abierta pues sus análisis nos llevan siempre a cuestionarnos las ideas preconcebidas que arrastramos de antes, y a pensar siempre más allá.

Anuncios

Gira de Conferencias en Defensa de los Animales

La próxima semana comienzan los eventos de la Gira de Conferencias en Defensa de los Animales que tendrá lugar a lo largo de varias semanas durante marzo y abril. Incluyo a continuación la información y el calendario tomado de Ética Animal.

Esta iniciativa tiene lugar porque, aunque a día de hoy cada vez más gente se une a la defensa de los animales, aún hay muchas personas que no conocen las razones para respetar a todos los animales sintientes y no discriminarlos, y también desconocen la situación en la que los animales se encuentran. Continuar leyendo “Gira de Conferencias en Defensa de los Animales”

Nuevo libro: La cuestión animal(ista)

Hace poco, a finales del año pasado, salió el libro La cuestión animal(ista), compilado por Iván Ávila y publicado por Desde Abajo (Bogotá). En él ha salido incluído este artículo, escrito por ánimo de Marcia Lara, que fue publicado en este blog hace un par de años y medio: “Por qué defender a los animales es cuestión de justicia

El libro incluye otros artículos que encontraréis de interés. Lo podéis descargar aquí.

la-cuestion-animal-ista

Conferencias en Santiago de Compostela

maquinas-sentintes-15d

Este mes habrá un par de conferencias en Santiago de Compostela acerca de la sintiencia.

· El jueves 15 de diciembre tendrá lugar el evento “Máquinas sintientes: perspectivas y riesgos futuros de la consciencia artificial”.
Hablarán en este a las 18:30 Manu Herrán y a las 20:00 Brian Tomasik (vía skype, y con traducción del inglés). Será en la Fac. de Filosofía, Pza. de Mazarelos s/n, organizada por dicha facultad.

· El jueves 22 de diciembre tendrá lugar una conferencia con el título “Antiespecismo & ética animal”, dentro de las jornadas Animales somos tod*s.
conferencia-animais-somosSerá a las 18:30 en Matadoiro Compostela, Pza. Matadoiro s/n, organizada por Metamorfose & Unitaria. Anteriormente, a las 16:00 tendrá lugar un taller de recetas veganas a cargo del local vegano Entre Pedras, y posteriormente se proyectará el vídeo The ghost in our machine.

La hora de la defensa de los animales

hora-defensa-animales

Hoy mismo ha salido publicado un texto que, partiendo del interés que suscita la lucha contra la tauromaquia, explica en qué consiste la defensa de los animales, qué es el especismo y qué razones hay para rechazarlo, y en qué consiste el veganismo. Está disponible aquí, espero que os pueda ser de algún interés:

La hora de la defensa de los animales

 

*Nota: hay algunos párrafos destacados en el texto, no son míos, sino realizados por la edición del periódico. Si se lee todo el texto se puede ver que yo no hablo de “los implicados en la defensa de los animales”, sino de las personas implicadas en ella, y que nunca uso el término “animalismo” (ni aquí ni en ningún otro lugar).

Próximas conferencias en Madrid

En los próximos días tendrán lugar las siguientes conferencias en Madrid:

  • Miércoles 9 de marzo: “La historia de la defensa de los animales: el avance de la ética
    Será a las 16:30h, en el Aula 19A de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense (Ciudad Universitaria), coorganizada por la Asociación Universitaria contra el Especismo y Ética Animal.
  • Jueves 10 de marzo, “La consideración moral de los animales: fundamentos y conflictos con la ética ambiental
    Será a las 15:30h,en el Salón de Actos del Edificio de Ciencias de la Universidad de Alcalá (tren Alcalá Universidad, línea C2), auspiciada por la Cátedra Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

¡Allí nos vemos!

Historia-Defensa-Animales

Una forma de expresar un argumento moral sencillo en lógica de primer orden: el argumento de la superposición de especies

Esta entrada es bastante más técnica que las cosas que normalmente se publican aquí, pero puede haber entre quienes trabajen en el campo de la filosofía personas a las que les pueda interesar.

Lo que este texto hace es básicamente formular de forma precisa el argumento de la superposición de especies. Para hacerlo, lo pasa posteriormente a notación propia de la lógica de primer orden, de forma que el argumento quede expresado de forma lo más libre posible de ambigüedades.

Es un texto publicado ya en 2013 en el portal de Éticas Aplicadas Dilemata. Agradeceré a cualquier persona que tenga algún comentario o sugerencia o que detecte algún error que me lo comunique.

La notación lógica sirve entre otras cosas para mostrar cuando un argumento constituye una prueba. Continuar leyendo “Una forma de expresar un argumento moral sencillo en lógica de primer orden: el argumento de la superposición de especies”

El igualitarismo y los animales no humanos (III)

igualitarismo

Hace ya unos años, en estas dos entradas (una de tipo introductorio y otra más especializada) subidas a este blog, se hablaba acerca de la cuestión del igualitarismo y los animales no humanos. Sobre el mismo tema va este artículo, también algo especializado y un poco más detallado. Hay algunas cosas más que se pueden añadir a las dichas en esas entradas. Continuar leyendo “El igualitarismo y los animales no humanos (III)”

Convocado el 1er Premio de Ensayo Ética Animal

premioeticaanimal

La organización Ética Animal ha convocado el 1er Premio de Ensayo Ética Animal acerca del sufrimiento de los animales en la naturaleza y la intervención en el mundo salvaje. Este concurso tendrá carácter internacional, y los ensayos para su evaluación serán leídos en lengua inglesa.

La información está disponible aquí, y en inglés aquí. Abajo tenéis el texto de la convocatoria.

Hoy en día la preocupación por la situación de los animales en la naturaleza está cobrando una importancia cada vez mayor en el ámbito de la ética animal. Según una posición ingenua bastante extendida, las vidas de los animales en el mundo salvaje son mayormente felices. Según esa misma visión, los procesos naturales también son buenos simplemente por el hecho de ser naturales. Sin embargo hay una creciente toma de conciencia acerca de las múltiples maneras en las que los animales sufren y son víctimas de una muerte prematura, y de que esto es algo que nos debería preocupar.

Más aun, hay razones para pensar que las vidas de la mayor parte de los animales contienen más sufrimiento que bienestar positivo. La mayoría de los animales se reproduce poniendo un gran número de huevos. De media, sin embargo, solamente sobrevive un animal por cada padre o madre. La mayor parte de los demás muere poco después de comenzar a vivir, normalmente de formas dolorosas, como por ejemplo muriendo de hambre o siendo matados por otros animales. Sus vidas son tan cortas que contienen muy poco bienestar o disfrute en ellas, mientras que sí contienen el sufrimiento que les ocasionan sus muertes.

Aunque la intervención humana en el mundo salvaje puede aumentar los daños que sufren los animales, puede también ayudar a que se reduzcan significativamente. Hay muchos ejemplos de iniciativas que ya han sido implementados, desde refugios para animales salvajes a programas de vacunación y alimentación de animales en necesidad. Otros programas a mayor escala podrán ser desarrollados a medida de que la preocupación por los animales no humanos vaya aumentando.

Si bien este tema ha sido a menudo dejado de lado, la literatura acerca de esta cuestión ha crecido significativamente en años recientes. Este premio busca contribuir a este desarrollo de la cuestión, promoviendo que se investigue más sobre ella. Los ensayos recibidos que concursen a este premio podrán tener un máximo de unas 9.000 palabras, y no deben haber sido publicados o aceptados para su publicación con anterioridad. El ensayo ganador recibirá un premio de 1.500 dólares.

Los temas sobre los que podrán tratar los ensayos incluirán los siguientes:

• Estimaciones del grado de sintiencia en los animales (especialmente peces e invertebrados) cuando mueren poco después de comenzar a vivir y a otras edades, y estudios en teoría de historia de vida estimando la proporción de los que mueren a tales edades.

• Estudios de caso mostrando las razones estructurales del sufrimiento de los animales y las muertes prematuras en el mundo salvaje.

• La relación entre la disponibilidad de nutrientes y los niveles de producción primaria y el sufrimiento de los animales no humanos.

• Qué factores afectan las formas en las que varían los animales tradicionalmente clasificados como estrategas r prevalecen sobre los considerados estrategas K, que puedan servir de guía para la implementación de políticas concretas.

• Formas de intervención para ayudar a los animales en el mundo salvaje sin causar un daño mayor que puedan ser llevadas a cabo de modo efectivo a pequeña o mediana escala.

• Cómo determinadas decisiones a gran escala o trayectorias posibles que se pueden dar en el futuro pueden llevar a que haya una mayor o menor cantidad de animales viviendo en el mundo salvaje.

• El desarrollo de una biología del bienestar.

• Estimaciones del valor y desvalor en el mundo natural.

• Argumentos éticos a favor de la intervención en favor de los animales en el mundo salvaje.

• La teoría política y el tema de la intervención para ayudar a los animales en la naturaleza.

• Las razones psicológicas por las que muchas personas no se toman en serio los daños que sufren los animales en la naturaleza y para apoyar que se les preste ayuda.

• Cómo promover la investigación en este tema en el ámbito académico.

• Cómo difundir la preocupación por los animales salvajes y la idea de que deberían ser ayudados, tanto entre el público en general como entre quienes hacen activismo por los animales.

Dado que estos son temas diferentes, los estudios pueden tener un amplio abanico de enfoques. Tanto estudios con un fuerte componente empírico como trabajos más especulativos pueden ser candidatos al premio, incluyendo, por ejemplo, trabajos en ciencia natural tratando problemas en biología del bienestar, en filosofía práctica considerando los argumentos para ayudar a los animales en el mundo salvaje, y en ciencias sociales tratando la cuestión de cómo promover la preocupación sobre el tema.

Las contribuciones recibidas serán evaluadas prestando una atención especial a su impacto potencial, como por ejemplo en las dimensiones siguientes:

• Animar a que se realice más trabajo académico en estos temas.

• Aumentar el interés en estas cuestiones entre el público general y activistas por los animales.

• Servir de guía a políticas dirigidas a reducir los daños que padecen los animales en el mundo salvaje.

Las contribuciones deben enviarse adjuntas por email, en inglés, a info ( a ) animal-ethics . org, con el siguiente asunto en el email: “Animals Ethics Essay Prize”. Los ensayos no deben incluir el nombre de la autora o autor. Los datos del autor o autora deben ir en el cuerpo del email. La fecha tope para el envío de ensayos es el 15 de diciembre de 2015.

El ensayo ganador será elegido tras un proceso de revisión ciega por pares, en la que la identidad de los autores permanecerá oculta. El veredicto será anunciado durante el primer cuatrimestre de 2016. Si ninguno de los ensayos enviados tuviese un nivel apropiado de calidad, el premio permanecerá desierto.

Si se reciben los suficientes ensayos de alta calidad, habrá la opción de que estos sean incluidos en un libro que será editado por Ética Animal, en el que se publicará también el ensayo ganador.

Acerca de la idea (errónea) de que los animales no humanos son especistas

animalesnoespecismo

Hay quienes dicen que los animales no humanos actúan de forma especista, favoreciendo a los individuos de su propia especie sobre el resto. Esto se afirma en ocasiones como si de alguna manera fuese algo que excusase los comportamientos especistas de los seres humanos contra los demás animales.

Habrá gente a quienes esta afirmación les parecerá bastante extraña y les puede sorprender que se le preste atención. Pero la realidad es que hay personas que se plantean este tema, de forma que no está fuera de lugar decir algo acerca de él. Continuar leyendo “Acerca de la idea (errónea) de que los animales no humanos son especistas”

Textos recientes sobre la situación de los animales en la naturaleza

animales-naturalezaEstos son algunos textos que han sido publicados recientemente acerca de los daños que sufren los animales por causas naturales y qué podemos hacer para reducir estos.

Afortunadamente el interés por este tema va en aumento. Mucha gente piensa aún que los animales viven vidas fantásticas en el mundo salvaje. Sin embargo, estos sufren cotidianamente y mueren de forma masiva, por hambre, enfermedades, condiciones climáticas, agresiones de otros animales, parasitismo, accidentes, etc. De hecho, la gran mayoría muere no mucho después de venir al mundo. Es necesario crear consciencia sobre esto pues hay muchas situaciones en las que podríamos dar nuestra ayuda a los animales y evitar mucho sufrimiento y muchas muertes.

Estas ideas se explican en los siguientes textos. En primer lugar, os enlazo tres posts de Catia Faria. Los dos primeros fueron publicados en estos últimos meses en el blog El caballo de Nietzsche, de eldiario.es:

Heridos, hambrientos, ateridos: ayudando a los animales en la naturaleza

Daños en la naturaleza: ciencia y ética de la gestión ambiental

El tercero fue publicado en el blog Practical Ethics, de la Universidad de Oxford:

Should we intervene in nature to help animals?

Por último, además de estos tres textos os enlazo otro más que ha sido publicado recientemente en el blog de Animal Charity Evaluators:

Why the Situation of Animals in the Wild Should Concern Us

Espero que os puedan ser de interés.

Defender a los animales es cuestión de justicia

defender-animales

Este es un pequeño texto que todavía no ha sido publicado en papel (aunque espero que vaya a la imprenta, justo con otros artículos, dentro de un tiempo). Intenta explicar de un modo más o menos simple varias cuestiones:

· Por qué el especismo es una discriminación que tenemos que rechazar
· Cómo podemos hacer la conexión entre distintos tipos de explotación animal
· Cómo podemos dejar de contribuir a la explotación animal
· Qué podemos pensar ante las reacciones más comunes hacia el veganismo
· Por qué es de justicia no solo dejar de dañar sino también ayudar a los animales que lo necesitan

Podéis verlo aquí:

Por qué defender a los animales es cuestión de justicia

Cualquier sugerencia o comentario será bienvenido.

Envío mis agradecimientos a Marcia Lara, con quien estoy en deuda, y que fue quien, aunque de forma indirecta, me animó realmente a escribir este texto.

Atacando a la defensa de los animales desde el ecologismo

Recientemente ha aparecido un texto contra la defensa de los animales en un blog del periódico 20 minutos con el título “El ecologismo no debe caer en la trampa animalista”. El blog es “Ciencias Mixtas”. Pero a pesar de ese nombre, no es solo un blog de divulgación científica, sino que también defiende ciertas posiciones morales e ideológicas, como en este caso.

ciervotime

Un ejemplo de conflicto entre ecologismo y antiespecismo: los ciervos, cazados en masa en EEUU por ser considerados actualmente una “peste” para los ecosistemas y los seres humanos

En dicho texto se califica a la defensa de los animales de “animalismo febril”, afirmando que “[e]ntre la posmodernidad y la seudocultura New Age, en las últimas décadas ha venido creciendo un animalismo extremista” y que “los animalistas extremos suelen abrazar opciones –como el veganismo– con las que se consideran autoexculpados de aquello que vilipendian, una actitud vana y pueril”.

Estas citas muestran que el texto está confundido acerca de qué es la defensa de los animales y la oposición al especismo. Estas no tienen nada que ver con ninguna cultura “New Age”, ni nada por el estilo, sino con el respeto por quienes pueden sufrir y sentir, lo cual no es nada extremo. Y el veganismo tampoco tiene como objetivo buscar ninguna autoexculpación, sino simplemente no dañar a los animales.

Debido a esto, parece que este texto no está bien informado. Por ello, podríamos concluir que quizás no merezca la pena prestarle atención. Sin embargo, creo que es interesante examinar las ideas que se defienden en tal texto, pues hay otras personas que también las pueden sostener.

En el texto se defienden las tres ideas siguientes:

(1) El texto sostiene que el rechazo del especismo es una posición absurda.

Creo que esta idea no es aceptable, por razones que ya han sido expuestas en muchas ocasiones en la literatura acerca del especismo, y que veremos de nuevo más abajo[1]

 (2) El texto sostiene también que el ecologismo es identificable con la llamada “ciencia de la ecología”, esto es, la ciencia que estudia cómo son las relaciones ecosistémicas.

Esta idea es totalmente incorrecta. De nuevo, veremos más abajo por qué es así.

(3) Por último, el texto insiste también en que el ecologismo y la defensa de los animales son dos movimientos totalmente distintos. Dos movimientos que, de hecho, a menudo defienden cosas totalmente contrapuestas.

Esta afirmación, en cambio, es completamente cierta, como este propio texto muestra.

Examinemos cada una de estas ideas en más detalle.

Por qué hemos de rechazar el especismo

El artículo da la impresión de que quienes se oponen al especismo defienden a los animales por alguna clase de motivación extravagante. Esto es lo que parece mostrar el término “animalistas febriles”. Sin embargo, la realidad es distinta. Quienes se oponen al especismo tienen fuertes razones para hacerlo:

(1) La capacidad de sufrir y disfrutar es lo que importa a la hora de sufrir daños y beneficios. Y esa capacidad es poseída por todos los animales sintientes. Por tanto, si queremos actuar conforme a aquello que es relevante a la hora de respetar a quienes puedan verse afectadas o afectados por nuestros actos, hemos de respetar a los animales sintientes. Este argumento está explicado en más detalle aquí.

(2) Si queremos actuar de manera justa, actuaremos de manera imparcial. Quien le hace al resto lo que jamás aceptaría que le hiciesen a uno mismo o una misma no actúa de forma justa. Y jamás aceptaríamos que nos hiciesen lo que se les hace a los animales por culpa del especismo. Por lo tanto, actuar justamente supone rechazar el especismo, y respetar a los animales, como se explica aquí.

(3) No hay ningún criterio comprobable y no arbitrario que distinga a los seres humanos de los demás animales. Para cualquier criterio que se dé (capacidades intelectuales, situación de fuerza…) habrá también seres humanos que no los cumplan. Esto muestra que es injustificable trazar una frontera moral entre los seres humanos y los demás animales. El especismo es, por lo tanto, injustificable. Este argumento se explica en más detalle aquí.

Por todos estos motivos tenemos que rechazar lo que dice este artículo cuando desprecia al antiespecismo. La posición que es inaceptable no es el antiespecismo, sino el especismo.

La ideología ecologista es algo totalmente distinto del conocimiento de las relaciones ecosistémicas

Pasemos a ver ahora la segunda idea. En el texto se dice explícitamente: “en una sección de Ciencias el único enfoque válido podía ser el de denuncia… del animalismo”. La asunción sobre la que se basa tal afirmación es que el conocimiento científico es un monopolio del ecologismo, y que implica un rechazo de la consideración moral de los animales no humanos.

¿Es esto cierto? Por supuesto que no.

Lo que sucede es que en el texto se incurre en la siguiente confusión: se identifica la posesión de ciertos conocimientos con una posición moral que para nada implican estos. El ecologismo, es el movimiento que defiende la conservación de entidades naturales como los ecosistemas y las especies. La ciencia de la ecología es la ciencia que se dedica a estudiar las relaciones ecosistémicas. Son dos cosas netamente distintas

En el texto se caracteriza a la ciencia de la ecología como “la ciencia (la ecología que nutre, o debería nutrir, el ecologismo)”. Pero por “nutrir” lo único que se puede entender aquí es proporcionar los conocimientos para defender sus posiciones. Y tales conocimientos no solo pueden ser empleados para defender las posiciones ecologistas. También pueden ser usados para defender posiciones contrarias al especismo.

Otro sitio donde se ve esta confusión es en el siguiente comentario. En él, para intentar defender que el conocimiento de los ecosistemas y el ecologismo son lo mismo, se dice: “[d]enunciar que las ballenas dejarán de existir si persiste el ritmo de destrucción de los ecosistemas marinos no es opinable ni subjetivo.”

Esto, sin embargo, es claramente falso. Por supuesto que tal afirmación es opinable y subjetiva. No lo sería si dijese “indicar que las ballenas dejarán de existir si persiste el ritmo de destrucción de los ecosistemas marinos no es opinable ni subjetivo.” Pero el autor no solo hace tal afirmación, sino que añade una valoración a esta. Lo hace desde el momento en el que en ella usa el término “denunciar”. Una denuncia no es una mera descripción. Denunciar supone, además de describir, hacer una valoración negativa de algo. Por lo tanto el autor introduce una valoración aquí que es distinta del propio hecho en sí de que desaparezcan las ballenas si se dan ciertas circunstancias.

Acerca de tal valoración se puede indicar que la desaparición de una forma de vida la podemos considerar positiva o negativa en función de distintos criterios. Quienes rechazamos el especismo podemos considerar que es negativo que mueran las ballenas. Pero por motivos distintos a los del autor de este texto. Esto es, no porque sean miembros de una especie con pocos miembros, sino porque son individuos con la capacidad de sufrir y disfrutar. Si hubiese cientos de millones de ballenas en el mundo nos seguiría importando que matasen a ballenas, o que les causasen cualquier otro daño.

Por supuesto, es totalmente legítimo hacer valoraciones acerca de lo que nos dicen los hechos. Pero estas no solo las pueden hacer quienes defienden posiciones ecologistas. También podemos hacerlas desde un punto de vista antiespecista. Para ver algunos ejemplos de esto sugiero echar un vistazo a la literatura publicada en revistas académicas. En ellas podemos encontrar múltiples publicaciones favorables a la consideración de los animales que respaldan sus argumentos con evidencias tomadas de la ciencia que estudia las relaciones ecosistémicas. Como una simple muestra de ello podemos ver artículos como estos:

Bovenkerk, Bernice; Stafleu, Frans; Tramper, Ronno; Vorstenbosch, Jan & Brom, Frans W. A. (2003) “To act or not to act? sheltering animals from the wild: a pluralistic account of a conflict between animal and environmental ethics”, Ethics, Place and Environment, 6 (1), 13-26.

Clarke, Matthew & Ng, Yew-Kwang (2006) “Population dynamics and animal welfare: issues raised by the culling of kangaroos in PuckapunyalSocial Choice and Welfare, 27 (2), 407-422.

Horta, Oscar, (2010) “The ethics of the ecology of fear against the nonspeciesist paradigm: a shift in the aims of intervention in nature”, Between the Species, 13 (10), 163-187.

Kirkwood, J. K. & Sainsbury, A. W. (1996)“Ethics of interventions for the welfare of free-living wild animals”, Animal Welfare, 5 (3),  235-243.

Ng, Yew-Kwang (1995) “Towards welfare biology: evolutionary economics of animal consciousness and suffering”, Biology and Philosophy, 10 (3), 255-285.

Shelton, Jo-Ann (2011) “Killing animals that don’t fit in: Moral dimensions of habitat restoration”, Between the Species, 13 (4), 1-21.

Este es un listado muy breve que puede servir como ejemplo, hay muchos otros trabajos del estilo. No son artículos científicos, sino artículos sobre cuestiones éticas, pero informados en base a las evidencias científicas disponibles. O sea, lo mismo que sucede en el caso de la literatura de carácter ecologista, solo que cuestionando las posiciones ecologistas y discutiendo y defendiendo posiciones favorables a los animales.

El motivo por el que he elegido los textos incluidos en esa breve lista es porque estos defienden conclusiones opuestas a las que defiende el ecologismo. En dichos textos se critican las intervenciones en la naturaleza para defender los ecosistemas dañando a los animales. Asimismo, se promueve la intervención para beneficiar a los animales que de otro modo morirían por causas naturales. Y los argumentos defendidos para ello no solo se basan en criterios éticos, sino que se apoyan en consideraciones de la filosofía de la biología y también, claro está, en las evidencias empíricas disponibles.

Los trabajos ecologistas cuyo fin es defender una posición ética (la defensa de ciertas entidades naturales como especies y ecosistemas) no son textos científicos. Son textos que defienden una posición moral e ideológica, aunque puedan estar basados en la literatura científica.

La literatura científica simplemente tiene como fin, supuestamente, describir lo que hay. Esto en realidad no es propiamente así, claro está, pues quienes hacen ciencia también tienen sus valores y posiciones morales, y así la “ciencia” continuamente se ve mezclada con valoraciones y planteamientos ideológicos. Esto sucede fundamentalmente en las ciencias sociales, pero ello no implica que no suceda también en otros campos como la biología. En cualquier caso, lo que está claro es que las posiciones éticas defendibles en base a criterios científicos no son solo las ecologistas. El antiespecismo puede y debe informarse igualmente en base a los descubrimientos realizados las ciencias naturales.

El ecologismo se contrapone a la defensa de los animales

Por último, nos queda ver la última idea defendida en este texto, la de que el ecologismo y la defensa de los animales son cosas distintas y que a menudo implican políticas opuestas. Esta afirmación, al contrario que las demás que hemos visto, sí que es correcta. Este texto nos muestra de nuevo la clara diferencia que hay entre ecologismo y antiespecismo.[2]  El ecologismo defiende la conservación de los ecosistemas y otras entidades como las especies, y está dispuesto a sacrificar a los animales (a los individuos) con ese fin. Sin embargo, no sostiene la misma posición en el caso de los seres humanos. No asume que se pueda sacrificar a los seres humanos con ese mismo fin. Algo así muestra que estamos ante una posición claramente especista, que discrimina a los animales que no son miembros de nuestra especie. Todo ello tiene consecuencias importantes para los animales. Esto se puede constatar también de forma clara en el texto que estamos examinando.

Con todo, para entender todo esto de manera clara no recomiendo ver el artículo que estamos examinando aquí, sino un texto donde el tema se analiza en más profundidad y con referencias de otros trabajos. Me refiero al siguiente texto de Catia Faria: “Muerte entre las flores: el conflicto entre el ecologismo y la defensa de los animales no humanos”.

Arrogancia ecologista

Hasta aquí he hablado solo del contenido de este texto. Añadiré solo una breve nota acerca de su forma. Tengo que decir que, cuando lo leí, me llamó la atención su tono enormemente despectivo. La completa falta de respeto por quienes disienten con el autor. La arrogancia ante estos. Lo chocante es que esta actitud, aunque común en muchas discusiones y tertulias políticas y televisivas, es ajena al campo de la discusión científica y académica. En esto lo normal es que en este ámbito los debates se lleven a cabo de manera respetuosa. Las actitudes despectivas no son propias de la práctica científica y académica.

En cualquier caso, tener una actitud de desprecio hacia quienes piensan de manera distinta no les pone en evidencia a aquellos o aquellas hacia quienes mostramos tal desdén.

Dejando atrás el ecologismo y el especismo

Por último, me gustaría indicar que los posicionamientos ecologistas como este nos pueden enseñar una lección útil a las personas concienciadas contra el especismo y a favor de los animales. Dándole la vuelta al enunciado del texto que hemos visto aquí se podría decir que el antiespecismo no debe caer en la trampa ecologista.

Esa trampa vendría a ser la que nos ponen textos como este con el objetivo de que concluyamos que, o bien hay que abandonar el antiespecismo y adoptar en cambio una posición ecologista, o bien hay que subordinar la defensa de los animales al ecologismo.

Y esta trampa se pondría mediante la difusión de varias ideas que ya hemos visto: (i) La idea de que los animales no humanos no cuentan realmente (o al menos no cuentan como sí contamos, por ejemplo, los seres humanos). (ii) La idea de que para defender a los animales no humanos lo que hay que defender no es a ellos mismos, sino a sus especies o lugares/sistemas en los que habitan. (iii) Y la idea de que quienes defienden posiciones ecologistas son quienes tienen disponen del conocimiento de las evidencias científicas disponibles.

Hemos visto que todas estas afirmaciones son incorrectas. Tenemos fuertes razones para concluir que el especismo es injustificable, por lo que hay que defender a los animales como individuos, utilizando las evidencias científicas a nuestra disposición para tal labor.

 

[1]             Para un examen de la literatura acerca de la consideración moral de los animales recomiendo ver el artículo de Daniel Dorado, “La consideración moral de los animales no humanos en los últimos cuarenta años: una bibliografía anotada”, Télos, 17, 2010, 47-65.

[2]             En realidad, en el texto hay algunas contradicciones acerca de esto. Por ejemplo, en él se indica, hablando entre otros movimientos del antiespecismo, lo siguiente: “estos movimientos suelen hacer un uso intensivo de los medios digitales. Y a no ser que carguen sus móviles, portátiles y tablets exclusivamente a base de fuerza de voluntad, ningún usuario puede considerarse inocente del cambio climático.”

Tal afirmación es algo chocante, pues entra en contradicción con lo que en el texto se repite una y otra vez, que es que la defensa de los animales no tiene que ver con el ecologismo. El problema del cambio climático es un problema ecológico, no de defensa de los animales. El autor podría formular las acusaciones de usar ordenadores quizás a los y las ecologistas, pero no a quienes defienden a los animales. En cualquier caso, está claro que el resto del artículo deja clara la distinción entre ecologismo y defensa de los animales, aunque confunda otras cosas.

Este texto ha sido también publicado en Dilemata: Portal de Éticas Aplicadas, donde está disponible en este enlace.

Nuevo blog de antiespecismo, Beyond Species. Ética más allá de la especie, en inglés.

beyond-species-blog

Está ya activo desde hace un tiempo un nuevo blog: Beyond Species: The Ethics of Antispeciesism. A partir de ahora, será algo así como la versión en inglés de Ética más allá de la especie, aunque muchas veces no se publicará lo mismo en ambos.

Hasta ahora, Ética más allá de la especie constaba de una sección en inglés actualizada cada cierto tiempoAunque esta continuará activa con el fin de mantener archivadas las entradas subidas anteriormente, las nuevas entradas en inglés que pueda ser interesante publicar ya no se subirán al blog en castellano, sino que se colgarán en Beyond Species

Por ahora este nuevo blog está todavía construyéndose, lo que podréis ver si entráis en él es solo un esqueleto inicial. Pero irá creciendo con el tiempo… Y mientras, otros contenidos en castellano seguirán siendo subidos aquí, como siempre.

Aula Animal organiza el seminario “El respeto a los animales en nuestra sociedad”

cartel-jornadas-aula-animal

Entre el 19 y el 28 de febrero tendrá lugar en Zaragoza el Seminario “El respeto a los animales en nuestra sociedad”, organizado por Aula Animal. Tenéis aquí más información sobre este seminario en su blog y en facebook.

Es ya el tercer año consecutivo que se organiza este evento, que ha sido reconocido oficialmente por la Universidad de Zaragoza y por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

Esta es una muestra más de la gran labor que realiza Aula Animal en pro de una educación libre de especismo. Os recomiendo que visitéis su blog para conocer más en detalle todo su excelente trabajo. En él podréis encontrar múltiples recursos e ideas para difundir una actitud de respeto por los animales en las aulas (como esta o esta), o noticias acerca de sus distintas actividades (incluyendo charlas en institutos u otros lugares como centros penitenciarios o visitas a centros de explotación animal destinadas a mostrar la realidad de tal explotación). Enhorabuena a Aula Animal por este seminario y por su trabajo.

El argumento de por qué los animales sintientes tienen un interés en vivir

interes-en-vivir

Hay gente que acepta que matar animales es algo malo para ellos, pero piensa que es un mal menor comparado con los beneficios que sacamos de ello. Esta es una posición cómoda, pero que podemos rebatir. Continuar leyendo “El argumento de por qué los animales sintientes tienen un interés en vivir”

Nuevo impulso a la matanza de animales: aprobado el decreto para el exterminio de animales considerados “invasores”

especies-llamadas-invasoras

El pasado 2 de agosto se aprobó el Real Decreto 630/2013 por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas “invasoras“ (este ha derogado el anterior Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre sobre esta cuestión).[1]

Lo que este Real Decreto significa es que los animales listados en este catalálogo serán susceptibles de sufrir lo que se llama “erradicación”. En el texto no se dicen las cosas explícitamente, se utilizan eufemismos, pero la definición que se da de “erradicación” es clara: “proceso tendente a la eliminación de toda la población de una especie”. Esto supone que se llevarán a cabo matanzas masivas de animales, que de hecho ya han comenzado. Un ejemplo de estas es el de de la matanza de lobos hibridados con perros ,[2] contra la que ya se han llevado a cabo distintas protestas.

Ya anteriormente en este blog se ha comentado este tema. Y como se dijo entonces, entre los animales incluidos en el nuevo catálogo de “especies invasoras” se encuentran animales muy distintos, que incluyen a los mapaches, las cotorras argentinas, los visones americanos, las malvasías canelas, los coatís, los coipús, los murciélagos frugívoros, o los erizos orejudos, entre muchos otros. Todos estos serán susceptibles de ser matados. Y en esta situación también se verán los animales que se hayan escapado de las granjas, los perros asilvestrados, o sus híbridos (por ejemplo, lobos que se hayan mezclado con perros). El Real Decreto indica explícitamente sobre esto que se encontrarán en tal situación los siguientes animales:

“a) Los ejemplares híbridos que se encuentren en libertad en el medio natural. b) Los ejemplares de los animales de compañía, animales exóticos de compañía, domésticos y de producción asilvestrados.”[3]

cotorras

La explotación animal: un límite a la medida que muestra su especismo

Las posiciones especistas defendidas por quienes promueven la matanza de estos animales se ponen de manifiesto porque jamás se procedería de esta manera si en lugar de animales no humanos estuviésemos hablando de seres humanos. Y ello a pesar de que los seres humanos transforman mucho más los ecosistemas en los que se encuentran que los animales no humanos que con esta medida se van a matar, como de hecho aceptan quienes hablan de ciertos animales en términos de “invasión”.

Una muestra del especismo de esta medida la podemos ver cuando comprobamos que la lucha contra las especies catalogadas como invasoras termina allí donde hay un interés económico en la explotación de los animales. Esto es, el hecho de que los animales tengan un interés en no ser matados no es una razón para que no lo sean por motivos ecológicos. Ahora bien, que los seres humanos tengan un interés en explotarlos sí es una razón para evitar tal medida. Dado que el interés en que no te quiten la vida es mucho más importante que el interés en poder llevar adelante una cierta actividad económica o recreativa, podemos ver que esta medida está marcada claramente por una actitud especista.

Esto se ve claramente cuando vemos que en el propio decreto se indica:

“El presente real decreto no se aplicará a:
… Los recursos pesqueros regulados por la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado.
… Los recursos zoogenéticos para la agricultura y alimentación, que se regirán por su normativa específica.”[4]

Esto supone, por ejemplo, que aunque se considere a los visones americanos una especie a erradicar, y se prescriba su matanza si se encuentran en el medio salvaje, no se prohíba la cría de visones americanos. ¿Por qué? Debido a que es una actividad económica rentable para quienes la llevan a cabo.

Y otro ejemplo, explicitado de manera particular, lo constituye el caso de los cangrejos rojos, sobre los que se dice: “[este real decreto no será de aplicación a la comercialización de cangrejo rojo destinados a la industria alimentaria, de acuerdo con el artículo 1.2 del presente real decreto, que se regirán por la correspondiente normativa en materia de sanidad y consumo.”[5]

Pero esto no solo sucede en el caso de estos animales. Como se ha indicado arriba, lo mismo pasa en el de animales como perros asilvestrados. Se prescribe su matanza si se encuentran en libertad, pero no se prohíben los criaderos y tiendas de animales.

Asimismo, hay que apuntar que precisamente una razón para que se reforme el decreto anterior de 2011 con este nuevo es la de excluir de él a ciertos animales. Como se dice en el nuevo decreto, estos cambios se han dado para evitar “los efectos no deseables que producía ese real decreto” [6] (esto es, que afectaba al interés en llevar a cabo ciertas formas de explotación animal).

El caso más claro de esto lo constituye la excepción que se hace con peces que hay un interés en pescar. El ejemplo de esto más notable (aunque hay otros, como el del siluro o el de la trucha arco iris) seguramente sea el de la perca negra, también conocida como black bass. Esta fue introducida en distintos ríos del territorio español debido a que es un pez que lucha mucho por su vida e intenta escapar como sea cuando muerde el anzuelo, motivo por el que su captura proporciona mucho entretenimiento a los pescadores.

Este es un animal que según ecologistas y autoridades cumple los requisitos para ser considerado “invasor”, por lo que inicialmente se consideró incluirla en el catálogo. Ante esto, distintas comunidades autónomas y colectivos de pescadores como la propia Federación Española de Pesca protestaron y presentaron recursos contencioso-administrativos. El Tribunal Supremo les dio la razón, y a día de hoy ya no se consideran invasores a estos animales.

Por último, hay que indicar que este decreto prescribe que se maten ciertos animales alóctonos, continúa aceptando su introducción haya un interés económico en ello. Esto sucede, en particular, en el caso de la introducción de animales para su caza o su pesca. Se dice con toda claridad en el decreto: “[s]e permitirá, previa autorización administrativa, las sueltas con especies alóctonas no catalogadas objeto de aprovechamiento piscícola o cinegético”.[7]

Es cierto que se dice que esto ha de hacerse con unos estudios previos, pero la evaluación que se hará de estos será con toda seguridad dependiente del interés en explotar a los animales en cuestión. Se dice en el decreto: “[s]ólo se autorizará la liberación por vez primera de una especie alóctona no incluida en el catálogo, en el caso de contar con un análisis de riesgos favorable y una autorización previa administrativa de la autoridad competente en medio ambiente.”[8] Ahora bien, la cuestión sobre esto es que es evidente que hay un contraste entre la actitud mantenida a este respecto (aceptando riesgos por conveniencia para los seres humanos), con la posición a favor de la matanza de animales que no da ninguna consideración a los intereses de los animales.

En definitiva, hay que decir sobre esto que es positivo para toda una serie de animales no ser considerados “invasores”, pues esto les salvará a muchos de ellos de ser matados. Pero el tipo de excepciones que se han realizado son interesantes pues muestran hasta qué punto es especista esta medida, que impone criterios ecologistas sobre los intereses vitales de los animales no humanos a pesar de que no acepta defenderlos si hay intereses secundarios humanos contrapuestos.

Esto muestra un doble rasero que si rechazamos el especismo no es posible aceptar, y que muestra las diferencias y oposición existente entre las posiciones ecologistas y la defensa de los animales.

mapaches

Quienes pueden sufrir y disfrutar son los animales sintientes, no los ecosistemas

El asunto de fondo que está en cuestión aquí es, en fin, si es aceptable no tener en cuenta los intereses de los animales. Y hay razones de peso para rechazar que sea así. A la hora de respetar a alguien lo importante es que sea sintiente, esto es, que tenga la capacidad de sufrir y disfrutar. Esta es poseída por los animales, lo cual nos da motivos para tener sus intereses en cuenta.

Sin embargo, esa no es una capacidad que posean los ecosistemas como tales, puesto que no son individuos sintientes. De este modo, la defensa de la conservación de los ecosistemas no puede basarse en las mismas ideas sobre las que podemos defender una consideración para nosotros y nosotras como individuos.

Por otra parte, la búsqueda de la conservación de los ecosistemas como fin en sí mismo es también problemática por otros motivos. A lo largo de la historia evolutiva los distintos ecosistemas no permanecen estables todo el tiempo. La idea de que existe un equilibrio ecológico continuo, que mucha gente tiene en mente todavía a día de hoy, es simplemente falsa. Por el contrario, los distintos ecosistemas se encuentran en un continuo proceso de cambio. Ello se puede percibir en el hecho de la evolución. Muchos de los animales que hoy podemos ver no existían hace cientos de miles de años. Las variaciones en las variedades de animales se dan de la mano de las variaciones y destrucciones de ecosistemas. En un cierto ecosistema nuevos animales pueden ocupar un cierto lugar de manera que se dé un cambio en él. Por ello, hay siempre un punto de arbitrariedad al tomar como referente de lo que sería un medio deseable un cierto ecosistema dado, cuando este ya ha sufrido transformaciones. No hay nada mágico que haga especial a un ecosistema en un momento dado en lugar de a otro ecosistema resultado de los cambios dados en el anterior.

Un caso interesante para ver esto es el de los caballos asesinados a día de hoy en Norte América.  Esta es una medida semejante a la tomada en el territorio español con las llamadas “especies invasoras”. Su objetivo, entre otros, es el de recrear los ecosistemas existentes antes de la introducción de estos animales en el continente americano por parte de los colonos europeos. Lo curioso del caso es que el motivo por el que no había caballos en América cuando llegaron los europeos es que los primeros seres humanos que llegaron a este continente los exterminaron, pues había caballos antes de que hubiese humanos en América.

En el territorio español hay también ejemplos significativos de esto. Podemos pensar en el caso de las ginetas. Estas son animales que viven en toda una serie de ecosistemas de la Península Ibérica y el sur de Francia a pesar de ser animales traídos desde África (posiblemente por los romanos, quizás durante el medievo). Por fortuna para estos animales no se plantea su matanza. Pero su caso nos muestra hasta qué punto es más o menos arbitraria la definición de qué animales es “aceptable” tener en un ecosistema y cuáles no en función de su procedencia.

Un artículo muy recomendable que clarifica muy bien esta cuestión con toda una serie de ejemplos de matanzas de animales con fines ecologistas es este:

Shelton, Jo-Ann, “Killing Animals that Don’t Fit In: Moral Dimensions of Habitat Restoration”, Between the Species, 13/4, 2004, 1-21.

Otro trabajo de interés que recomiendo sobre esto, que explica las diferencias entre ecologismo y antiespecismo que subyacen a este tipo de discusiones se puede ver aquí:

Faria, Cátia, “Sobre o bem de tudo e de todos: a conjunção impossível entre ambientalismo e libertação animal”, Ágora: Papeles de Filosofía, 30/2, 2011, 27-41.

Hay quienes pueden pensar que la existencia de animales de especies catalogadas como “invasoras” puede causar un daño a los propios animales al propiciar la muerte de muchos estos. Ante esto simplemente hay que apuntar que la realidad es que los animales siempre están sufriendo y muriendo en la naturaleza, también cuando no existen animales foráneos. Como se explica en más detalle en el texto que podéis ver en este enlace,  la manera de intervenir en favor de estos animales no es mediante la matanza de los animales foráneos, sino buscando formas de ayudarles mediante una acción que tienda no al fomento de los fines medioambientales, sino de aquello que va en beneficio de los animales (combatiendo los daños que estos padecen en aquellos casos en los que sea posible, como ya sucede de hecho en toda una serie de casos, cuando sufren y mueren por ejemplo por enfermedadesaccidenteshambreorfandad, peligros diversos, etc.).

La defensa de los animales frente a su matanza por motivos ecologistas

En definitiva, con esta medida estamos ante un nuevo impulso a las matanzas ecologistas de animales por motivos especistas. Ante esto ya ha habido una reacción entre quienes defienden a los animales, como podéis ver en la noticia que ha publicado sobre esto el Partido Animalista – PACMA.

De hecho, la lucha contra la matanza de animales con motivos ecológicos ya viene de años atrás. Ya en noviembre de 2010 el propio Partido Animalista avisó de que se estaba preparando una matanza de estos animales. Desde entonces se han llevado a cabo varias protestas por parte de distintas organizaciones como Igualdad Animal. Y se emitió asimismo un comunicado conjunto de numerosas organizaciones en defensa de los animales en defensa de los animales víctimas de este exterminio, en réplica al comunicado contrario, a favor de la matanza ecologista de animales, firmado entre otras organizaciones por Unipesca, SEO/Birdlife, Ríos con Vida, Greenpeace, Amigos de la Tierra o WWF. Continuar leyendo “Nuevo impulso a la matanza de animales: aprobado el decreto para el exterminio de animales considerados “invasores””

Entrevista a Steve Sapontzis (publicada por Especismo Cero)

Steve Sapontzis es uno de los autores más importantes en el antiespecismo y la consideración moral de los animales. Pero, por ahora, muchos de sus trabajos están disponibles solamente en inglés. Por eso me pareció una buena noticia ver una traducción al castellano de una entrevista que le hizo hace ya unos años Claudette Vaughan. Ha sido traducida por Lorena Gabanini, y está disponible en la web de la organización Especismo Cero. Aunque quizás en algún punto no piense exactamente igual que él, me parece que da en el clavo en muchas cosas, y creo, en general, que esta entrevista es de amplio interés. Podéis leerla en este enlace:

Entrevista a Steve Sapontzis

steve-f-sapontzis

Entre sus libros cabe destacar Morals, Reason and Animals (Filadelfia: Temple University Press, 1987), uno de los clásicos en la consideración moral de los animales, en el que argumenta entre muchas otras cosas por qué las capacidades intelectuales no son lo que determina que alguien deba ser moralmente considerado.

Asimismo, entre sus otras muchas publicaciones cabe destacar su artículo “La depredación“, una aproximación filosófica a un tema que está recibiendo una atención creciente, publicado el año pasado en el número especial de Télos sobre ética y animales (está disponible en el blog Pensamiento Veganoapareció originalmente como “Predation” en la revista Ethics and Animals, 5 (2), 1984, 27-38). Continuar leyendo “Entrevista a Steve Sapontzis (publicada por Especismo Cero)”

El sufrimiento de los animales en la naturaleza: número especial de la revista Ágora, en la calle

Hace ya un tiempo salió un número especial de la revista Ágora: Papeles de Filosofía dedicado al problema del sufrimiento, muerte y demás daños padecidos por los animales en la naturaleza. Ahora se encuentra ya disponible en casi su totalidad en la web de la Universidade de Santiago de Compostela. Creo que es una buena noticia que este número haya salido, en particular porque esta es una revista de bastante alcance en el ámbito de la filosofía en el mundo de habla hispana. Os presento aquí los enlaces a los artículos así como una breve presentación de su contenido. Por cierto, una recensión reciente sobre este trabajo colectivo que describe muy bien sus contenidos es la siguiente: Dorado, Daniel, “Una aproximación bibliográfica al problema del mal en la naturaleza“, Revista de Bioética y Derecho, 26, 2012, 55-59.

EL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES EN LA NATURALEZA

Número especial de Ágora: Papeles de Filosofía, vol. 30 (2), 2011

1.    Introducción

2.    God, animals and zombies
Joseph J. Lynch

3.    Sobre o bem de tudo e de todos: a conjunção impossível entre ambientalismo e libertação animal
Cátia Faria

4.    El sufrimiento animal y la extinción
Angel Longueira Monelos

5.    La cuestión del mal natural: bases evolutivas de la prevalencia del desvalor
Oscar Horta

6.    De lobos y ovejas: ¿les debemos algo a los animales salvajes?
Mikel Torres Aldave

7.    O princípio da beneficência e os animais não-humanos: uma discussão sobre o problema da predação e outros danos naturais
Luciano Carlos Cunha

8.    El argumento de la depredación
Charles K. Fink

[Publicado inicialmente como “The Predation Argument”, Between the Species, 13(5), 2005, traducción de Gianella de la Asunción y Daniel Dorado]. Continuar leyendo “El sufrimiento de los animales en la naturaleza: número especial de la revista Ágora, en la calle”