La profesión veterinaria vista desde dentro

Hace años se acordó celebrar el 27 de abril el día mundial de la veterinaria (aunque en distintos países se celebra también en días diferentes). Mucha gente a día de hoy tiene la idea, que por desgracia está totalmente equivocada, de que la profesión veterinaria se orienta a ayudar a los animales y cuidar de que sus intereses sean respetados.

No hay duda de que existen algunos ejemplos de personas que a título individual ayudan a animales en necesidad (cada poco tiempo aparece alguna noticia en los medios de comunicación, como esta reciente). Y es así como debería de ser, sin duda. La medicina veterinaria debería ser eso mismo, medicina dirigida a animales no humanos. Sin embargo, por lo general no es así, sino todo lo contrario.

La carrera veterinaria está enfocada a beneficiar no a los propios animales, sino a quienes los usan como recursos. El objetivo fundamental de los estudios en esta disciplina, y su principal ocupación profesional, es el de intentar que quienes se dedican a las distintas formas de explotación animal consigan el máximo beneficio. En muchos casos, lo que esto implica es ver hasta qué punto resisten sin morir todas las cosas que se les fuerza a sufrir o a hacer. Esto es también algo que se puede constatar a menudo con múltiples noticias, como puede ser también esta otra, también publicada recientemente).

Sobre esto, hace unos meses, en 2016, se publicó un artículo de Michela Pettorali (veterinaria vegana con 15 años de experiencia) que explica esto en mucho detalle, y por supuesto con conocimiento de primera mano. El artículo fue publicado en la Revista de Bioética y Derecho, y puede leerse aquí:

Una crítica a la profesión veterinaria desde una perspectiva antiespecista

En una fecha como esta, que puede dar lugar a engaño sobre el papel que hoy está teniendo la veterinaria, creo que puede ser recomendable leer este artículo.

Un comentario sobre "La profesión veterinaria vista desde dentro"

  1. Acá en el Ecuador, con el ejemplo que nos dejó un vil economista; donde todo fue y es corrupción, los médicos veterinarios no han sido la excepción; tal es el caso de un seudo veterinario llamado OSCAR VINICIO VEGA CARRION; quien tenía que esterilizar y extraer tumores mamarios a una French Poodle, cobro USD$ 90,00, La abrió a la paciente, no le extrajo el útero, me entregó una factura caducada desde hace un año atrás, y la misma pertenecía a un Ingeniero en sistemas; pidió USD$ 55,00, para la biopsia de los tumores, no hizo tal biopsia, falsifico el examen de la biopsia; y a la postre mi criatura falleció. Este inmoral, irresponsable sin ética, puede no puede continuar desempeñándose como Médico veterinario, de lo cual me estoy haciendo cargo sin duda alguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s