La personalidad legal más allá de la especie humana

En el Derecho se distingue entre las cosas y las personas legales. Solo las personas legales pueden tener derechos legales, solo ellas tienen la posibilidad de emprender acciones legales como por ejemplo una denuncia (o de que otros u otras las comiencen en su nombre).

Legalmente, los animales no humanos son considerados cosas. Ello hace que incluso cuando hay leyes que los protegen, esta protección no puede ser defendida en su nombre. Por eso, no pueden recibir realmente una protección mínimamente robusta.

Para verlo con un ejemplo: si alguien daña a un bebé, se pueden emprender acciones legales en nombre del bebé. Si alguien daña a un pollo a un perro, eso es, por lo normal, perfectamente legal. Pero supongamos que ese daño al pollo ha violado alguna de las escasas leyes de protección animal. En ese caso, se pueden emprender acciones legales contra quien ha causado ese daño. Pero legalmente se considera que ello no se hace en nombre del animal. Se hace, en cambio, en nombre de otros agentes. Puede ser, por ejemplo, en nombre de la persona propietaria del animal, o, si no, de la sociedad en su conjunto (en tanto que valora la protección de ese animal).

Es más o menos como lo que sucede si alguien daña un edificio histórico o una obra de arte. Se pueden emprender acciones legales en contra de quien lo hizo, pero no en nombre del edificio. En el caso de los animales no humanos pasa algo semejante. No son protegidos como los bebés, sino como las obras de arte. ¿Por qué sucede esto? Porque los bebés son personas legales y las obras de arte y los animales no humanos no lo son.

Aquí os paso un enlace a un artículo publicado en el número 34 de Isonomía: Revista de Teoría y Filosofía del Derecho, en el que se trata este asunto. En él se explican los distintos significados que tiene la palabra “persona“ en diferentes campos, y por qué no hay razones que impidan considerar personas legales a los animales no humanos:

La cuestión de la personalidad legal más allá de la especie humana

Muchas veces se dice que los animales no humanos no son personas legales simplemente porque las personas son seres humanos. Pero esto es un error. La palabra “persona” es polisémica. No es lo mismo persona legal que “persona” en el lenguaje cotidiano, esto es, que ser humano. De hecho, hay muchas personas legales (o jurídicas) que no son seres humanos, como las empresas o los organismos públicos.

Otras veces se cree que los animales no humanos no pueden ser personas legales porque para serlo hay que tener la capacidad de tener responsabilidades y respetar los derechos de otros. Pero esto no es así: los bebés o aquellos seres humanos con diversidad funcional intelectual notable también son personas legales (en el caso de los bebés puede pensarse que son personas legales porque luego serán adultos, pero esta no es una buena explicación, por los motivos que podéis ver en este enlace).

El único motivo por el que se impide que los animales de especies distintas a la nuestra puedan tener personalidad legal (o jurídica) es el especismo. Ser persona en el derecho simplemente significa lo dicho arriba: que se disfruta de un cierto estatus legal que hace posible emprender acciones legales frente a otros, o que estas sean emprendidas en nuestro nombre. Sin embargo, los animales no humanos tienen intereses como los nuestros, y es por ello por lo que también necesitan ser reconocidos como personas legales, esto es, como poseedores de personalidad legal o jurídica, para que sus intereses sean verdaderamente protegidos.

Debemos tener en cuenta que reclamar esto no supone defender el actual ordenamiento jurídico. Simplemente supone rechazar el especismo. Si abogamos por otro marco jurídico, o jurídico y político, y rechazamos el especismo, defenderemos un marco en el que los animales no humanos no sufran ningún tipo de discriminación. Igualmente, incluso si nos parece injusto, inapropiado o inaceptable el actual ordenamiento jurídico, una de las injusticias que en él tendremos que rechazar es su especismo. En tanto siga vigente el ordenamiento jurídico actual, el rechazo del especismo supondrá que los animales no humanos tendrán que dejar de ser reconocidos como cosas en él y pasar a ser aceptados como personas legales. La personalidad legal debe ser reconocida a todos los seres sintientes.

Esto no implica que no se pueda hacer una parte del activismo contra el especismo trabajando en el ámbito legal en la actualidad. Lo que supone es que desde un punto de vista antiespecista, ese trabajo ha de ir de la mano de la reivindicación de personalidad legal para los animales no humanos, como sucede por ejemplo en el trabajo que realiza el Centro Legal para la Defensa de los Animales.

Finalmente, podemos considerar que hay un problema debido a que ser persona legal implica que nuestros intereses serán protegidos legalmente, y hay casos en los que los animales tienen intereses contrarios (pues en el mundo salvaje se agreden entre sí). Sin embargo, esto no supone que no puedan ser personas legales cuyos intereses se defienden. Hemos de recordar que lo mismo sucede en el caso de los seres humanos: muchas veces tienen intereses opuestos, y no obstante ello no implica que no disfruten de protección legal. En cada caso, lo que se ha de hacer es, simplemente, ponderar los intereses de cada cual. Eso es lo que significa ser “iguales ante la ley”. Por supuesto, la ley puede ser terrible y puede ser que tengamos que luchar mucho para cambiarla. Pero también hay que luchar porque, sea esta la que sea, haya igualdad ante ella.

Anuncios

3 thoughts on “La personalidad legal más allá de la especie humana

  1. Moitísimas grazas Oscar, sempre resulta iluminador leerte. Estamos poñendo en marcha cerquiña de santiago un santuario animal onde os animais sexan tratados como iguais, isto é como persoas, suxeito de dereitos. Xa te informarei, chamámolo vacaloura. Espero que poidas coñecelo. Unha aperta e grazas por todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s