El sufrimiento de los animales en la naturaleza: número especial de la revista Ágora, en la calle

Hace ya un tiempo salió un número especial de la revista Ágora: Papeles de Filosofía dedicado al problema del sufrimiento, muerte y demás daños padecidos por los animales en la naturaleza. Ahora se encuentra ya disponible en casi su totalidad en la web de la Universidade de Santiago de Compostela. Creo que es una buena noticia que este número haya salido, en particular porque esta es una revista de bastante alcance en el ámbito de la filosofía en el mundo de habla hispana. Os presento aquí los enlaces a los artículos así como una breve presentación de su contenido. Por cierto, una recensión reciente sobre este trabajo colectivo que describe muy bien sus contenidos es la siguiente: Dorado, Daniel, “Una aproximación bibliográfica al problema del mal en la naturaleza“, Revista de Bioética y Derecho, 26, 2012, 55-59.

EL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES EN LA NATURALEZA

Número especial de Ágora: Papeles de Filosofía, vol. 30 (2), 2011

1.    Introducción

2.    God, animals and zombies
Joseph J. Lynch

3.    Sobre o bem de tudo e de todos: a conjunção impossível entre ambientalismo e libertação animal
Cátia Faria

4.    El sufrimiento animal y la extinción
Angel Longueira Monelos

5.    La cuestión del mal natural: bases evolutivas de la prevalencia del desvalor
Oscar Horta

6.    De lobos y ovejas: ¿les debemos algo a los animales salvajes?
Mikel Torres Aldave

7.    O princípio da beneficência e os animais não-humanos: uma discussão sobre o problema da predação e outros danos naturais
Luciano Carlos Cunha

8.    El argumento de la depredación
Charles K. Fink

[Publicado inicialmente como “The Predation Argument”, Between the Species, 13(5), 2005, traducción de Gianella de la Asunción y Daniel Dorado].

Las siguientes líneas son un extracto tomado de la introducción de esta compilación de artículos.

A lo largo de los últimos cuarenta años, aproximadamente, toda una serie de autores han puesto en tela de juicio el desdén tradicional por los animales no humanos, que habitualmente han sido vistos como seres no merecedores de plena consideración moral. Y se ha dejado de considerar que los daños y beneficios que pueden sufrir los animales no humanos carezcan de importancia. Esto tiene claras implicaciones en lo que toca al modo en el que nos comportamos con los animales, pues conlleva censurar su explotación como recursos a nuestras manos. Pero también supone un problema, enormemente difícil y serio, en lo que toca a la consideración que nos deba merecer el desvalor padecido por los animales en la naturaleza. En esta, como norma, los animales no humanos padecen sufrimientos muy notables, mutilaciones y muertes prematuras. Podemos, pues, preguntarnos, ¿cuál es la verdadera dimensión del desvalor que todo esto genera? ¿Se ve tal desvalor compensado o no por el valor que las vidas de los animales puedan también recibir? Y, si los animales son seres con intereses moralmente relevantes, ¿qué evaluación cabe realizar de esto, y qué razones para actuar se pueden derivar de ello?

Estas preguntas que suscita el problema del sufrimiento y los otros daños padecidos por los animales constituyen el problema del mal en la naturaleza, que ha recibido una atención creciente en los últimos años,[1] hasta el punto de haber sido llamado, en ocasiones, el “nuevo” problema del mal.[2] La respuesta que podamos dar a los interrogantes que este suscite van a ser de una relevancia muy significativa no solo en lo que respecta al modo en el que hayamos de ver al mundo natural, sino también en lo que toca a las consecuencias prácticas que se pueden seguir de ello. Si consideramos que el desvalor padecido por los animales no humanos en sus hábitats naturales es básicamente trivial, al menos en comparación con el valor disfrutado por ellos, tendremos una razón de peso para defender posiciones de carácter ecologista que promuevan la conservación intacta de los ecosistemas. (La mayoría de la gente cree que esto es así). Si, por el contrario, tenemos que concluir que el desvalor padecido por los animales es significativo, tendremos razones en sentido contrario. Estas llevarán a promover la intervención en los espacios naturales en aquellos casos en los que tal vía de acción pueda reducir los daños presentes en ella.

Esta es una cuestión enormemente controvertida, pues podemos pensar que quizás existen razones no ligadas al valor y desvalor experimentado por los animales para oponernos a esta intervención. Por otra parte, el hecho es que esta podría ser defendida con el propósito de reducir los daños sufridos por los animales incluso aunque siguiésemos considerando que el valor supera al desvalor en la naturaleza, con el simple objetivo de, al menos, librar de daños evitables a los animales implicados.

Para contribuir al avance del debate sobre estas cuestiones, este número de Ágora: papeles de filosofía va dedicado a su examen, incluyendo una serie de artículos dedicados a dar cuenta de ellas. En él se busca ofrecer una perspectiva general de la cuestión de nuestras obligaciones hacia los animales no humanos que viven en la naturaleza.

Estamos, qué duda cabe, ante un problema ante el que nuestras intuiciones pueden ser, inicialmente, muy divergentes. Ahora bien, esto, lejos de constituir una razón para no tratarlo, es un motivo para examinarlo con una mayor atención. A buen seguro, el debate en torno a este tema continuará siendo llevado adelante en el futuro con interés creciente. Los artículos contenidos en este número aspiran a ofrecer una introducción a este, pero también, sobre todo, una contribución a su desarrollo. La relevancia práctica de este problema no es para menos.


[1] Véase sobre esto por ejemplo Sapontzis, Steve F., “Predation”, Ethics and Animals, 5 (2), 1984, 27-38; Morals, Reason and Animals, Philadelphia: Temple University Press, 1987; Naess, Arne, “Should We Try to Relieve Clear Cases of Suffering in Nature?”, Pan Ecology, 6 (1), 1991, 1-5; Rolston III, Holmes, “Disvalues in Nature”, The Monist, 75 (2), 1992, 250-278; Sagoff, Mark, “Animal Liberation and Environmental Ethics: Bad Marriage, Quick Divorce”, en Zimmerman, Michael E.; Callicott, John Baird; Sessions, George; Warren, Karen J. y Clark, John (eds.), Environmental Philosophy: From Animal Rights to Radical Ecology (Englewood Cliffs: Prentice-Hall, 1993), pp. 84-94; Hettinger, Ned, “Valuing Predation in Rolston’s Environmental Ethics: Bambi Lovers Versus Tree Huggers”, Environmental Ethics, 16 (1), 1994, 3-20; Dawkins, Richard, “God’s Utility Function”, Scientific American, 273 (5), 1995, 80-85; Ng, Yew-Kwang, “Towards Welfare Biology: Evolutionary Economics of Animal Consciousness and Suffering”, Biology and Philosophy, 10 (3), 1995, 255-285; Bonnardel, Yves, “Contre l’apartheid des espèces: À propos de la prédation et de l’opposition entre écologie et libération animale”, Les Cahiers Antispécistes, 14, 1996, http://www.cahiers-antispecistes.org/article.php3?id_article=103; “En finir avec l’idée de Nature, renouer avec l’éthique et la politique”, Les temps modernes, 2005, http://tahin-party.org/textes/finir-idee-nature_texte-seul_format-lettre.pdf; Cheney, Jim, “Naturalizing the Problem of Evil”, Environmental Ethics 19 (3), 1997, 299-313; Ouderkirk, Wayne, “Can Nature Be Evil?: Rolston, Disvalue, and Theodicy”, Environmental Ethics, 21, 1999, 135-150; Everett, Jennifer, “Environmental Ethics, Animal Welfarism, and the Problem of Predation: A Bambi Lover’s Respect for Nature”, Ethics and the Environment, 6 (1), 2001, 42-67; Cowen, Tyler, “Policing Nature”, Environmental Ethics,25 (2), 2003, 169-182; Fink, Charles K., “The Predation Argument”, Between the Species, 13 (5), 2005, http://digitalcommons.calpoly.edu/bts/vol13/iss5/3/; Clarke, Matthew y Ng, Yew-Kwang, “Population Dynamics and Animal Welfare: Issues Raised by the Culling of Kangaroos in Puckapunyal”, Social Choice and Welfare,27 (2),  2006, 407-422; Nussbaum, Martha C., Las fronteras de la justicia, Barcelona: Paidós, 2006; Raterman, Ty, “An Environmentalist’s Lament on Predation”, Environmental Ethics, 30 (4), 2008, 417-434; Dawrst, Alan, “The Predominance of Wild-Animal Suffering over Happiness: An Open Problem”, Essays on Reducing Suffering, 2009, http://www.utilitarian-essays.com/wild-animals.pdf; Simmons, Aaron, “Animals, Predators, the Right to Life and the Duty to Save Lives”, Ethics & the Environment, 14 (1), 2009, 15-27; Horta, Oscar, “The Ethics of the Ecology of Fear against the Nonspeciesist Paradigm: A Shift in the Aims of Intervention in Nature”, Between the Species, 13 (10), 2010, http://digitalcommons.calpoly.edu/bts/vol13/iss10/10/; McMahan, Jeff, “The Meat Eaters”, The New York Times,19 de septiembre de 2010, http://opinionator.blogs.nytimes.com/2010/09/19/the-meat-eaters/; “A Response”, The New York Times,19 de septiembre de 2010, http://opinionator.blogs.nytimes.com/2010/09/28/predtors-a-response/.

[2] Véase Carlson, Allen, “Rolston III, Holmes, Philosophy Gone Wild (Prometheus: Buffalo, 1986)”, Environmental Ethics, 8 (2), 1986, 163-177; Cheney, op. cit.

Anuncios

5 thoughts on “El sufrimiento de los animales en la naturaleza: número especial de la revista Ágora, en la calle

  1. Preciosa Web . Continua este buen trabajo.Contiene un punto de vista realmente excelente sobre el tema y tus mensajes son bastante acertados.

    Simplemente mencionar que estoy sorprendido por haber tropezado con esta página
    Seguramente tienes el mejor sitio de internet sobre el tema.
    Muchas gracias 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s