Las nevadas matan a los ciervos. ¿No debemos darles ayuda, dado que es posible hacerlo?

En El País de hoy 20 de abril podemos leer la siguiente noticia: “Las nevadas matan hasta un 30% de los ciervos y corzos del Pirineo de Lleida“.

En tal noticia leemos también que “[u]n portavoz de la Federación [Catalana de Caza] le quita hierro al fallecimiento de estos ejemplares: ‘Han muerto los más débiles. Es la selección natural. La próxima generación será mejor’ “.

Si hablásemos de seres humanos, ¿se diría eso? ¿O más bien se ayudaría, proporcionando alimentos a las víctimas de la hambruna?

La respuesta está clara. Nadie se despreocuparía de una tragedia así diciendo que la próxima generación sería mejor si las víctimas fuésemos nosotros mismos o mismas, o seres queridos. Ante una situación así, se exigiría pasar a la acción para salvar a quienes lo necesitasen.

A menudo se piensa que, simplemente, no es posible ayudar a los animales que viven en la naturaleza. Pero hay muchos ejemplos de casos en los esto es totalmente falso. Y este es un de ellos. Al igual que se puede ayudar a los seres humanos en tal situación, se puede también ayudar a los animales. Esto lo podemos ver en el vídeo siguiente, tomado en el norte de India, en el que se nos muestra una forma de actuar muy diferente a la que habitualmente se sigue.

Esto nos muestra cuál puede ser la actitud hacia un mundo solidario y sin discriminación. Es la actitud que comúnmente se cree que se debe sostener en los casos de catástrofes humanitarias que implican a seres humanos. Solo el especismo nos lleva a no defender lo mismo en el caso de otros animales.

Anuncios

6 thoughts on “Las nevadas matan a los ciervos. ¿No debemos darles ayuda, dado que es posible hacerlo?

  1. Por supuesto que SI debemos ayudar a los ciervos.
    La conducta hacia los animales debe ser:
    En primer término no explotarles ni ser parte de esa cadena de explotación, esto a través del Veganismo.
    Y aportar ayuda a los animales que no estan cerca de nosotros, esto a través de organizaciones que acuden hasta el sitio donde se encuentran.

  2. La otra vez coloqué un comentario pero creo que no llegó. Estoy interesado en la posibilidad de unas normas morales objetivas. Respecto a eso estuve debatiendo con alguien que dice que puede obtener deberes morales a partir de la pura lógica (http://filosofiavegana.blogspot.com/2013/04/sobre-logica-e-identidad.html).

    Me gustaría conocer tu postura sobre este tema. Actualmente pienso que no hay forma de que se pueda lograr ello sin apelar al menos a un axioma fundamental (sea cual fuere este).

  3. Hola Potro, ¿qué tal? La lógica es una disciplina formal, como las matemáticas. Esto es, no dice nada de los contenidos en sí de las proposiciones (esto es, de los enunciados que pueden ser verdaderos o falsos), sino de las relaciones lógicas que se dan entre estas. Por lo tanto, no hay ninguna clase de posición ética que se pueda derivar de la lógica. La lógica se ha de aplicar para ver la consistencia entre distintas posiciones éticas. Dados ciertos principios, puede apuntar a posiciones inconsistentes con estos. Pero no nos puede proporcionar por sí misma tales principios, pues no trata de los contenidos como tales de las proposiciones.
    ¡Un saludo!

  4. Saludos, señor Horta. No soy muy versado en el campo de la filosofía (quizás algo más en el de la biología), por lo que, ya que estoy haciendo un trabajo de fin de grado sobre algo relacionado con este tema, dejo una reflexión, que espero que pueda aclararme. Pido disculpas por cualquier muestra de ignorancia que pueda reflejar por mi parte.

    ¿Hasta qué punto debemos interferir en un proceso natural creado por el clima? Si nosotros hubiésemos estado cuando ocurrió la extinción de los dinosaurios por la caída del meteorito y la consiguiente extremización del clima… ¿deberíamos haberla impedido de haber podido? ¿Incluso si eso conllevase que gran parte de las especies que hoy pueblan el mundo no hubiesen llegado jamás a existir?
    Desde una perspectiva personal, vería totalmente lógico ayudar a esos ciervos si algo o alguien hubiese interferido en el orden natural de las cosas, por ejemplo, si estuviesen siendo cazados indiscriminadamente por furtivos, o incluso si la agricultura intensiva hubiese desviado todas las manadas de lobos hacia esa zona, dándose los consiguientes festines con la biodiversidad del lugar. Pero, volviendo a los dinosaurios, (si me disculpa, puede que mi argumento sea falaz, no estoy seguro), sin la desaparición de estos saurios nunca habrían aparecido las aves a gran escala, por ejemplo, o los grandes mamíferos. ¿No resultaría beneficioso, o incluso necesario que ciertas especies vayan mermando población o desapareciendo para dar lugar a unas nuevas? (Y con los humanos lo mismo, algo de ello hablaba John Gray, creo recordar). Y, relativizando y siendo menos apocalíptico, lo que argumenta el portavoz no está tan lejos de las palabras del propio Darwin. Pongamos el ejemplo de las jirafas. Sólo alcanzaban alimento las que habían nacido con el cuello más largo (más adaptadas) y por lo tanto, la descendencia de tales artiodáctilos pertenecía únicamente a las jirafas con cuello más largo (en lugar de a las de cuello corto, que no podrían alimentarse y muchas de ellas morirían antes de reproducirse). ¿Y si diversos colectivos de humanos les hubiesen dado de comer? Las jirafas hoy en día podrían tener cuellos como el de un caballo o, como mucho, una llama. ¿Significaría eso que luego, el día en que, por la razón que fuese, dejásemos de mantenerlas, se morirían de hambre por no tener el cuello lo suficientemente largo como para alcanzar las copas de los árboles? ¿Se convertirían en animales dependientes de los humanos perdiendo su libertad inherente a su condición de animal salvaje?

  5. Hola Hadrian, gracias por tu interesante comentario.

    Lo que planteas es el conflicto entre dos fines: la diversidad y el hecho de verse libres de sufrimiento y muerte. Creo que el segundo fin debe prevalecer. Para ver las razones a favor de esta elección podemos considerar lo que entendemos en aquellos casos en los que nos vemos implicados nosotros o nosotras.

    Supongamos que se plantee que para conseguir una mayor diversidad humana debiésemos dejar de tratar las enfermedades que nos afectan, abandonar la medicina, etc. U otras medidas como, por ejemplo, prohibir que ciertas personas se reprodujesen entre sí, La mayoría de la gente consideraría que tales medidas serían inaceptables incluso aunque compartiesen la idea de que la diversidad resultante podría ser positiva. Las mismas razones son las que llevan a considerar que en el caso de los animales de especies distintas a la nuestra también debe prevalecer el evitar su sufrimiento y muerte antes que la promoción de su diversidad.

    ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s