Entrevista en la revista Plataforma Monterrey

Hace unos pocos meses, en la revista mexicana Plataforma Monterrey publicaron una entrevista conmigo que podéis ver en este enlace.

Para redactar este texto, me pasaron un cuestionario (con preguntas no muy comunes), que os reproduzco a continuación por si os resultase de interés.

1. ¿Qué características son las que sobresalen en un ser humano especista de nuestros tiempos?

Bueno, la mayoría de los seres humanos son especistas, y la mayoría de ellos nunca se han parado a pensar en qué justificación podría haber para ello. Simplemente asumen que es así. Lo cual es normal, dado que desde pequeños nos educan en la idea de que los animales son seres inferiores que podemos utilizar a nuestro antojo. No se trata (salvo excepciones) de que la gente quiera dañar a los animales no humanos, los animales no humanos son explotados porque existe una demanda generalizada de bienes y servicios de origen animal. Y esta se debe a que la gente no ha asumido todavía que todos los seres con intereses propios deben ser respetados de forma plena y sin discriminación.

2. ¿Cuál es tu manera de tocar el antropocentrismo con un público que no está consciente del tema, ni se ha dado cuenta de que lo practica?

El reto aquí es saber comunicar ciertas ideas de manera que quienes nos escuchan nos entiendan y no se pongan a la defensiva. El mensaje que queremos transmitir contiene varias ideas: (i) Los animales no humanos pueden sufrir y disfrutar como nosotros. (ii) Sin embargo, son discriminados, y como consecuencia son sistemáticamente empleados como objetos para nuestro uso, lo que les causa un daño inmenso. (iii) Ninguno de los intentos de justificar todo esto tiene éxito.

El desafío aquí pasa, como he apuntado, por hacer que la gente no se sienta atacada por estas razones, sino que las comprenda e interiorice.

La gran mayoría de la gente nunca se ha parado a pensar en las razones para no discriminar a los animales no humanos, ni tiene realmente ni idea de la realidad sufrida por estos. De hecho, mucha gente no conoce en qué consiste el antiespecismo, y cree tal vez, equivocadamente, que tiene que ver con el ecologismo (pese a que son movimientos diferentes, uno busca que se respete a los ecosistemas y especies y el otro que se respete a los individuos sintientes).

Por este motivo, no se trata de culparlos porque su modo de vida suponga que se explote a los animales. Por el contrario, de lo que se trata es, simplemente, de concientizarlos en relación al daño que los animales sufren por ello.

3. ¿Cuál es el plus ético de ser antiespecista? O ¿es simplemente un deber natural y científico?

Quizás haya un plus que consista en poder mirarse a uno mismo o misma y saber que está haciendo lo correcto. Pero los motivos para combatir el especismo no son propiamente esos, sino el hecho de que esta discriminación no es justificable, y de que innumerables animales se ven terriblemente dañados por ella.

Actualmente los animales no humanos son empleados masivamente para el entretenimiento, la confección de ropa, la experimentación o la alimentación. Y, además, son dejados a su suerte en muchos casos en los que podrían ser ayudados (por ejemplo, un montañista perdido es rescatado, pero un animal salvaje que muere de hambre no es alimentado incluso en casos en los que hacerlo es algo perfectamente posible). Esto responde a una mentalidad especista que, sin embargo, podemos dejar de lado. Incluso aunque ello no nos beneficie a nosotros y nosotras, los beneficiará a ellos, a los animales no humanos.

Y el hecho es que es perfectamente posible vivir de modo vegano (el veganismo es el modo de vida consistente en el rechazo del uso de animales en cualquier ámbito). Y también lo es ayudar a los animales no humanos al menos en situaciones en las que ayudaríamos a seres humanos, como en el ejemplo dado arriba.

4. ¿Cómo replantear una visión de igualdad entre animales no humanos y humanos?

Tanto los animales no humanos como los humanos tenemos la capacidad de sufrir y disfrutar. Eso nos debe hacer iguales a la hora de ser respetados. Y es que respetar a alguien no es otra cosa que tener en cuenta de qué manera pueden nuestras acciones dañar o beneficiarlo, adecuando a ello nuestra conducta. Por lo tanto, lo que debería contar a la hora de respetar a alguien es precisamente eso, que pueda sufrir o disfrutar.

A veces se dice que no debemos respetar a los animales no humanos porque no tienen capacidades intelectuales como las nuestras. Pero este argumento no funciona. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que un enorme número de seres humanos tampoco poseen tales capacidades (por ejemplo, los niños pequeños, o aquellos afectados por lesiones cerebrales graves o enfermedades que afectan a nuestra cognición). Y, sin embargo, se considera comúnmente que deben ser respetados. Tal respeto es inconsistente con el citado argumento. El problema de fondo radica en que lo que tendríamos que tener en cuenta es el sufrimiento y disfrute de cada individuo, y no sus capacidades intelectuales.

5. ¿Consideras que, así como en las eras humanas pasamos del teocentrismo al antropocentrismo, podríamos pasar a una era más antiespecista?

En cierto sentido sí, esa evolución forma parte de un progreso moral conforme al cual la sociedad y sus individuos van teniendo progresivamente una actitud más responsable, más informada y más madura, en la que vayamos dejando atrás mitos sin justificación. (Aun así, también es cierto que podríamos haber pasado directamente del teocentrismo a una ética no antrpocéntrica).

En línea con esto creo que podemos considerar algunos otros ejemplos. Antiguamente, discriminaciones como el racismo o el sexismo gozaban de una aceptación mucho mayor que la que pueden tener hoy en día. Sin embargo, con el paso del tiempo, han ido siendo rechazadas cada vez con más fuerza. Y cabe pensar que algo semejante va a suceder en el caso del especismo. A pesar de su amplia aceptación en la actualidad, es de esperar que su progresivo cuestionamiento terminará llevando a un rechazo muy generalizado, incluso aunque a día de hoy pensemos que este es tan improbable como hace siglos se podía pensar que lo era el cuestionamiento de otras discriminaciones y puntos de vista que ahora son ya parte del pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s