Por si aun quedaban dudas, y aunque no sea lo esencial

La forma más básica en la que las agresiones a los animales están presentes en las vidas de gran parte de los seres humanos es su consumo como comida. Como se ha indicado aquí, en este blog, con anterioridad, el número de animales no humanos que mueren por esta razón es enorme. Ante esto, la alternativa pasa por abandonar el consumo de productos de origen animal.

Esta idea, sin embargo, es de muy difícil aceptación por la mayoría, dado lo habitual del consumo de estos productos. Todos y todas sabemos esto muy bien. No es extraño, así, que a los argumentos para el rechazo del consumo de productos animales se responda con toda una serie de racionalizaciones cuya motivación radica en el deseo de seguir disfrutando de estos sin objeciones morales.

Una de las respuestas que se da de forma más habitual pasa por decir que una dieta sin estos productos culinarios no es plenamente saludable. Quienes afirman esto normalmente no lo hacen desde posiciones informadas, sino desde la comodidad.

Sobre esto se puede indicar, para empezar, que la apelación a cuestiones de salud para continuar con la explotación de individuos inocentes resulta muy cuestionable. Desde mi punto de vista no es aceptable, y creo, además, que esto resulta claro si no examinamos la cuestión desde un punto de vista especista. Supongamos que alguien padece un cierto problema de salud que sólo podría ser solucionado mediante el consumo continuado, cada semana, de carne humana. ¿Estaría justificado entonces que este individuo se dedicase a matar a seres humanos para su consumo? La mayoría dirá, seguramente, que no. Luego quienes así opinen sólo podrán este argumento en el caso de otros animales si asumen un planteamiento que los discrimina, esto es, un punto de vista especista.

En cualquier caso, de manera informativa,  para eliminar las dudas que pueda haber sobre esta cuestión, he creído conveniente incluir aquí la referencia a un documento que debe saldar cualquier tipo de disputa acerca de si el abandono de la explotación culinaria de los animales tiene efectos en nuestra salud. Es un texto que está ya disponible en otros lugares, no obstante, pienso que es bueno que se le dé la mayor difusión posible. Se trata del posicionamiento de la organización de dietistas más importante del mundo, la Academy of Nutrition and Dietetics (antiguamente Asociación Estadounidense de Dietética (ADA en sus siglas en ingés) acerca de las dietas sin productos animales). En este link lo podéis descargar en la versión original en inglés: http://www.eatright.org/about/content.aspx?id=8357

Pero, si queréis, también lo podéis bajar traducido al castellano haciendo click aquí. Esta versión apareció originalmente en el en el blog de Mario Diges (a quien le agradezco su colaboración para difundir esta información); la podéis ver aquí.

La referencia técnica del artículo es esta:

Craig, Winston J. & Mangels, Ann Reed, “Position of the American Dietetic Association: Vegetarian Diets,” Journal of the American Dietetic Association, 109 (7), 2009, 1266-82.

El texto dice con claridad meridiana que dejar de comer productos animales no conlleva en forma alguna riesgos para la salud. (De hecho, puede conllevar ventajas en comparación con las dietas que implican agredir a los animales, aunque esto no es realmente relevante desde el punto de vista de su abandono por motivos éticos: lo fundamental es simplemente que nos pueden nutrir perfectamente).

El documento aclara asimismo que la dieta sin productos animales es apta para cualquier edad y estado. Obviamente, deben darse con un cierto equilibrio: si alguien come sólo chocolate, su dieta no será adecuada, esto es de sentido común. Como resulta evidente, lo mismo les sucederá en el caso de aquellas dietas que impliquen dañar a animales, como son las que incluyen el consumo de lácteos, carne, etc.

Cabe apuntar que este texto actualiza, sobre la base de nuevas investigaciones, el posicionamiento anterior de esta asociación de 2003, que ya llegaba a las mismas conclusiones,y que, por si os interesa, está disponible aquí en ingléshttp://download.journals.elsevierhealth.com/pdfs/journals/0002-8223/PIIS0002822303002943.pdf, y aquí traducido al castellano: http://unionvegetariana.org/ADA.pdf.

Y no sólo eso: el posicionamiento de 2003 era su vez  una actualización de una toma de postura anterior, publicado en la misma revista científica en 1997. Y este, por su parte, actualizaba otro de 1983, que complementaba otro de 1980. Podemos así hacernos una idea de cuánto tiempo lleva ya la ADA insistiendo en estas cuestiones. Prácticamente tres décadas diciendo que podemos vivir perfectamente sin comer productos animales.

Por supuesto, la ADA es una organización que no tiene ningún interés en defender a los animales y que los trata de forma habitual como meros recursos a nuestra disposición. Nada más lejos de mi intención que hacer un encomio de esta asociación. Pero precisamente quiero destacar que el hecho de que a esta le resulten indiferentes los animales no humanos es algo relevante. El motivo es  que hace que su juicio acerca de la perfecta validez de las dietas que no suponen la explotación de estos sea, por su objetividad, particularmente creíble.

Así que la próxima vez que habléis con alguien que ponga en duda que sea saludable abstenerse de explotar a los animales para la alimentación, ya sabéis con qué documento podéis argumentar y dar por saldado el debate.

En realidad, a estas alturas, cuando ya ha habido gente que se ha abstenido de estos productos toda o gran parte de su vida y ha vivido en perfecto estado de salud, cuando de hecho ya podemos hablar de generaciones de gente que ha vivido de este modo, parece un tanto fuera de lugar que tengamos que seguir hablando de esto. En cualquier caso, como lo evidente es a menudo difícil de ver para mucha gente, aquí va esta información para evitar más disputas sobre este punto. Ello a pesar de que, como he dicho arriba, tampoco son cruciales para la cuestión.

Anuncios

4 thoughts on “Por si aun quedaban dudas, y aunque no sea lo esencial

  1. Cierto, hay que contar siempre con datos. También en España, la AEDN Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas, en el congreso de 2006 corroboró el informe de la ADA, ratificando que una dieta vegetariana no tiene porqué conllevar deficiencias nutricionales. Fue publicado en varios medios, incluida la Gaceta Médica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s