V

Están anunciando por todas partes en Estados Unidos que esta noche se estrena en televisión la nueva adaptación de “V”, la mítica serie de los años ochenta. La verdad es que aunque, para bien o para mal, la televisión no me atrae nada, esta serie en concreto me parece interesante por un punto realmente genial que hay en su argumento.

En V, una gran flota de naves espaciales alienígenas llega a la Tierra. Los extraterrestres vienen aparentemente con una actitud cordial, y al principio todo son sonrisas. Sin embargo, resulta que a lo que finalmente se dedican es a llevarse el agua del planeta y −aquí viene lo interesante− a secuestrar seres humanos en masa para almacenarlos en sus despensas, con el fin de comérselos.

GranjaV

Esto nos plantea un escenario semejante al que se da hoy en día en nuestro planeta con la única diferencia de la inversión de nuestro rol en él. Ello es así, claro está, debido a que, así como en la ficción los alienígenas de V nos comen a los seres humanos, en el mundo real los seres humanos consumen de forma masiva otros animales, como cerdos, vacas, pollos, peces, etcétera..

GranjaReal

Esto es perfectamente legítimo, se asume comúnmente. ¿Por qué? Los argumentos que se dan para defender esto son de tipo muy distinto.

-Se dice que los animales no humanos simplemente no son de nuestra especie.

-Se dice que nosotros somos más poderosos que ellos.

-Se dice que incluso si algunos animales tienen ciertas formas culturales nuestra cultura se es muy superior.

-Se dice que no sentimos por ellos el cariño o la solidaridad que sentimos por otros humanos.

-Se dice que nuestras capacidades intelectuales son superiores a las suyas…

Ahora bien, considérese lo siguiente:

-En V, los alienígenas no son de nuestra especie.

-En V, los alienígenas son más poderosos que los humanos.

-En V, los alienígenas tienen una cultura mucho más avanzada que la humana.

-En V, los alienígenas no sienten cariño o solidaridad por los seres humanos.

-Finalmente, en V los alienígenas son −de forma bastante ridícula, claro− presentados de un modo muy antropomórfico (son caracterizados como seres semejantes a “reptiles” muy bien maquillados y con forma humana, pero por lo demás su comportamiento es sorprendentemente parecido al nuestro). Por ello, no parece que sus capacidades intelectuales sean más complejas que las de los seres humanos. Pero esto no es realmente significativo: podría perfectamente plantearse el mismo caso con seres que tuviesen unas capacidades mucho más complejas que los humanos. El dilema sería exactamente el mismo.

De manera que la cuestión que surge aquí es: ¿por qué se da tanto revuelo en V con esto de que los alienígenas coman humanos? A fin de cuentas, están haciendo algo que, conforme a los argumentos de la mayoría de la gente, es perfectamente aceptable.

Se puede decir, por supuesto, que la diferencia radica en que para no ser comido hay que cumplir unos criterios determinados hasta un cierto punto: tener un cierto nivel cultural, unas ciertas capacidades intelectuales, etc., y que tanto los humanos como los alienígenas cumplirían tales criterios, pero no los animales no humanos. Pero, por supuesto, los alienígenas podrían igualmente decir que para no ser comido habría que satisfacer tales criterios hastaotro cierto punto distinto, cumplido por ellos pero no por nosotros.

De manera que, en definitiva, no se ve de qué forma se puede considerar moralmente injustificado el consumo de humanos por los alienígenas de V a la vez que se considera justificado nuestro consumo de otros seres. Las consecuencias de esto parecen claras para quienes no considerarían aceptable su secuestro y consumo por parte de invasores extraterrestres.

Concluyo con un apunte sobre el título. La “V” del título de la serie viene de ‘victoria’. Tal victoria se vendría a dar con la liberación de los humanos, y el fin de las agresiones que estos, en la serie, padecen, así como de su uso como meros recursos para la satisfacción de los intereses de quienes son más poderosos que ellos.

Anuncios

10 comentarios sobre “V

  1. En verano te abandonarían en una autopista, Gelo, y te atropellarían, te pillarían para un laboratorio de experimentación o te envenenarían en un antirrábico (supongo que se llamarían “humaneras”) al tercer día.

  2. Hola Daniel, pues desgraciadamente sí, va en serio. Prácticamente nunca nos paramos a pensar en las consecuencias de lo que hacemos en el día a día. Y a los animales los vemos como meras cosas. Sin embargo, tienen la capacidad de sufrir y disfrutar, no son objetos insensibles. Realmente, si nos pusiésemos en su lugar, nos parecería horrible que nos explotasen como los explotamos hoy en día a ellos. En la otra entrada semejante a la que me referí antes, la que está en el blog
    http://www.cuestionderespeto.com, esto se explica muy bien. Y sí, por llamativo que a primera vista pueda parecer, hay mucha gente que, ante esto, elige adoptar un modo de vida vegetariano. No por salud, sino porque podemos alimentarnos de forma que no cause sufrimiento y muerte. El argumento no es muy complejo. Nos oponemos a que otros se pueden beneficiar a cosa de dañarnos. Pero para que podamos hacerlo de modo coherente no hemos de causar daños a otros para beneficiarnos.
    Como dice la entrada, muchas veces se asume que podemos explotar a los animales (o, dicho de forma más exacta, a los animales de otras especies, dado que también nosotros somos animales) porque no tienen cierto grado de inteligencia. Pero no pensaríamos lo mismo si otros más inteligentes nos viniesen a explotar. (Además de que si esto fuese así, estaríamos también justificando que se explote a los seres humanos con un menos grado de inteligencia).
    O sea que sí, aunque a primera vista llame mucho la atención, hay razones muy serias para plantearse todo esto.

    ¡Un saludo!

  3. Antes era inaceptable que las mujeres, los gays o los afroamericanos tuvieran derechos. Hoy en día ya avanzamos en esos sentidos. Ahora nos queda el especismo. Me gustó mucho tu artículo Oscar. FELICIDADES por tu activismo anti-especista!

  4. Buen tema a seguir explotando pero en favor de los hermanos vivos de otras especies que compartimos esta unica casa, ahora, si la naturaleza no les ha permitido evolucionar, no quiere decier que ellos no sientan temos, respeto, PAVOR, miedo, amor, etc.

    Basta ver a una gallina con sus pollitos, un Burrito abandonado por culpa del humano al atrpellar a su madre, como le llora al cuerpo inerte, o simplemente estos ejemplos que ya se estan documentando sobre la fidelidad?, amistad?, pena? que sientes estos otrso hermanos vivos sobre su misma especie o simplemente, esa necesidad que hemos implantado en lo que llamos mascota y quea cambio mueven la cola, pian vuelan hacia nuestra mano, etc.

    Ellos merecen que nosotros tambien alcemos la voz por ellos, porque tambien sufren en un terremoto, una tempestad, una inundacion y lo mas terrible la falta de agua para ellos.

    Ya es hora de que se pare el transito cuando un hermano vivo es atrpellado y el causante llevado detenido y procesado, finalmente le quito la vida a un ser vivo.

    Pugnemos y unamos esfuerzo para nuestros hermanos que no tienen voz, ni voto, pero si presencia en la mesa

  5. Hola!Está buenísimo el artículo, pensé lo mismo cuando vi Sector 9, que refleja este estúpido afán de los seres humanos por hacer menos al otro, lo que sea: animal no humano, color de piel, género, preferencia sexual, alienígena, no importa, si es diferente es negativo. Terrible!!! Cómo avanzaríamos de darnos cuenta que la diferencia no es menos ni más! Mariana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s