Una sola vida: recordando a una activista

Hace unas semanas se cumplió un año desde que nos dejó Eva Marrero, activista canaria por los derechos animales, que muchos de quienes trabajan activamente en esta causa en el ámbito español pudieron conocer. Además de su participación en distintas organizaciones e iniciativas a favor de la consideración moral de los animales en España e Inglaterra, Eva fue una de las personas que llevó a cabo en 2002 en la Gira por los Derechos de los Animales, que durante dos meses recorrió doce comunidades autónomas del territorio español, ayudando a impulsar un modo distinto de hacer activismo.

Desde entonces han pasado muchas cosas en el movimiento antiespecista en el estado español. Quienes conocen este de cerca, saben que no cabe duda de que algunas podrían haber sido mejores, como ocurre en todas partes. En cualquier caso, lo que está claro es que el movimiento ha experimentado un salto cualitativo y cuantitativo enorme, tanto en el caso español como, en general, en el mundo de habla hispana. La situación actual no tiene nada que ver con la existente hace tan sólo unos 7 u 8 años. Y lo que es más importante, al menos en el caso concreto español, las diferencias entre el movimiento actual y el movimiento unos 8 años son mucho más notables que las diferencias habidas entre el movimiento hace 8 años y el movimiento hace 15 o 16.

EvaDPLA

Manifestación por los derechos animales, Barcelona 30/11/2003, con Eva a la izquierda

Lamento que Eva no pueda ya formar parte de esto y que no vea lo que me parece que sucederá dentro de otros 7 u 8 años, que será que el antiespecismo habrá avanzado todavía aun más. Ojalá que, al menos, el resto de nosotros y nosotras sí seamos una parte activa de todo ello.

Voy a argumentar a favor de esto de un modo quizás algo crudo escribiendo aquí algo que la propia Eva me dijo una vez, que recuerdo bien y que de hecho creo que merece mucho la pena recordar. Eva me decía que al discutir su implicación en el antiespecismo había quien le decía más o menos lo siguiente: “deberías ocupar tu tiempo haciendo más para ti y menos para los demás, menos para los animales, porque tienes que aprovechar para disfrutar, ya que sólo tienes una vida”. La respuesta que daba Eva a esto era: “sí, pero es que los animales a los que se explota y mata y por quienes yo puedo hacer algo con mi tiempo también tienen sólo una vida.”

Eva tenía, en mi opinión, toda la razón. De hecho, yo añadiría algo más: dado que sólo tenemos una vida, sólo tenemos una oportunidad para ayudar a quienes también tienen una sola vida. Con todo esto, por supuesto, no quiero idealizar, ni mucho menos, la figura de Eva, que a fin de cuentas era una persona más, que podría haber hecho más de lo que hizo, así como también podría haber hecho menos −en cualquier caso, hizo algo: aportó su parte en todo esto del antiespecismo−. Aquí lo único que he querido hacer es acordarme de ella y de lo que me dijo aquella vez, y compartir esto último porque creo que tiene interés. En mi modesta opinión, mucho interés.

Anuncios

Un comentario sobre “Una sola vida: recordando a una activista

  1. Oscar, debo agradecerle a Marcela Palavecino que nos envió este texto tuyo recordando a una activista como Eva Marrero. Ahora yo también, una más en la lucha, la conozco y tengo presente.
    Es simplemente así como lo resumís.
    De qué vale vivir (esta única vida que tenemos) si no es para luchar por aquello en lo que creemos que es justo y necesario?…
    Afectuosos saludos para vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s